25 abr. 2011

La cosa tiene eggs....!!!


AHHHHHHHHHHHHHHHH!! Qué susto!!!!

Qué cosa más fea!!! Y esto qué demonios es??? 
Ya no son los huevos de Pascua como antes, no... Lo que han cambiado las cosas!!!
Antes venían los padrinos y te regalaban huevos de pascua de chocolate, enorrrrrrrrrrmes, con un motón de cosas adentro que al final terminaban por los suelos y nadie se comía. Como mucho, algunas terminaban derritiéndose y pegándose en el suelo o en los pies..., o en los zapatos o la ropa de mamá y luego corrías delante de ella y de la escoba o la zapatilla.... Pero al menos le dabas un mordisco al chocolate y cuando decías "¡qué asco!" rebuscabas y en el medio de tanta cosa que no valía para nada aparecía una linda sorpresita... casi siempre una figurita de ni sabías si era plástico o metal y que parecía un soldado o, con suerte, un pollito, o... algo que al menos podías mencionar.
Pero ahora todo eso ha cambiado. Para que no pase lo de antes, te gastas una pasta en huevos de chocolate caros que al menos sabes que van a morder y no escupir al suelo, que dentro te traen un "huevo" de plástico con una sorpresa... No hace mucho, un coche con cincuenta piezas para montar (piezas de tamaño menosquemilimétrico que en el, por encima, papel de instrucciones adjunto casaban a medida y sabías que si tenías la paciencia infinita suficiente como para no tirar con todo e irte a jugar con los críos del otro lado de la calle, pues igual tenías suerte y al final sí se parecían al coche, casa, platillo volante o extraterrestre que aparecía en la foto). Pero ahora ya no.
Este año he comprado huevos de chocolate para mis sobrinos, mis hijos y ¡¡qué caray!! uno para mi. Hace un ratito me acordé del mío cuando vi que mi hijo aún no había abierto el suyo, así que me lo traje (el mío) aquí, al lado del pc, lo abrí, abrí el huevo plástico interior y mientras pegaba un mordisco al chocolate ¡¡¡AHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!! ¡¡poco me faltó para caerme de la silla!! Tremendo bicho mutante salía de dentro!!! (ese, ese!!! el de la foto de arriba!!)

Cuando me recuperé del susto, con cuidado de que no me pegase ninguna mutación a través de la piel, lo saqué del huevo y vi que era una pseudo-oveja con brazos elásticos y manos tipo guante de electricista más grandes que la cabeza del pobre animal. Derechita a las intrucciones, veo que... en ese momento aparece mi hijo con otro bicho mutante...., una especie de erizo, con brazos y manos similares a los de la oveja (vease foto de abajo) y me dice que se pueden juntar las manos de los bichos...

Pues, bueno, que va y junta sus manazas como si estuvieran bailando merengue... En éstas que los agarra a los dos y me dice que los pone en el flexo. Diez minutos después aún no conseguía unir las dichosas manos de los bichos mutantes; un poco después estaban uno a un lado y el otro al otro, agarraditos... quise hacerles una foto; la luz del flexo daba para otro lado, los quito y quiero volverlos a poner; nada.... Busco en dónde engancharlos, nada...

En fin, al final conseguí que se agarrasen de uno en uno en un bolígrafo. La postura, mejor ni la comento. Eso lo dejo para vosotros, os pongo la foto.



Al menos habrá quién esté contento y diga que los bichitos... parece que como es pascua va y se han puesto a rezar...

© C.D.

9 comentarios:

  1. las cosas que te llegan desde fukuyama... ¡huevos mutantes debido a la radiación! ¿ya te hicieron la lectura de cuántos sieverts tienes encima? jajajaja.

    ResponderEliminar
  2. jaaaaaaaajajajajajaj, uy, no, eso se lo dejo para Arturo, a ver si se pasa por aquí y lo mide, jajajajaja

    ResponderEliminar
  3. Dracooooooooooooo!! A tí te hizo efecto ya el ron? No es Fukushima????

    ResponderEliminar
  4. Como aquí no se acostumbran los huevos de pascua pues no entiendo muy bien de que hablas, lo que si hay son huevos de chocolate con figuritas dentro pero no son de pascua.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Sí, sí, pretty flower!! esos!! Aquí hay de esos y más cosas, pero en mi escrito me refiero a esos. Y ya ves tú qué cosas más feas han traído!!!

    Por cierto, que he estado en tu blog hace un rato y me ha sido imposible comentarte nada, no se porqué pero no me ha dejado escribirte. A ver si mañana hay más suerte. Ahora es muy tarde ya.

    Muaks!!!

    ResponderEliminar
  6. con la entrada tan linda que te ha quedado gracias a los huevos de chocolate, no se porque te pones así

    ResponderEliminar
  7. sí, tienes razón. recordaba que empezaba con "fuku" pero al parecer me hice un lío con el sufijo, ¡¡y no debido al ron!! je.

    ResponderEliminar
  8. Uys!, así, cómo?... (me ha debido afectar el chocolate kinder)

    ResponderEliminar
  9. Draco, solo falta que le eches la culpa al cha-cha-chá

    ResponderEliminar

Y tú ¿qué opinas?