28 abr. 2011

Pelusilla feelings


Y es que no tienen remedio!!! Muy machos, muy independientes... pero luego...

Lo de siempre, que siguen siendo niños...
Pues nada, que ayer nos comimos los huevos de pascua, los de chocolate, sí, los que llevan sorpresa dentro y que, al parecer, ahora son sorpresas-mutantes.
El peque va y no dijo nada de lo que le había tocado. Llegó tarde de la calle (¡cuándo no!), y se fue pa'cama...
Esta mañana lo llamé y lo primero de lo primero, lo felicité (su cumple!!) (aquí queda algo que contar, pero para luego). Lo segundo, le pregunté que qué le había tocado de sorpresa en su huevo de pascua. ¡Uf! vaya pregunta!! que cómo se me ocurre preguntarle semejante cosa!! que tremenda porquería le había tocado!! que le había tocado un conejo en piezas para montar pero que era imposible y que se había hartado y eso no eran cosas para él y lo había tirado a la basura....
Visto lo visto, le conté que era una pena, que las "sorpresas mutantes" de su hermano y mía estaban en internet, y que si no hubiera tirado la suya, podría aparecer también. Je! leyó todo el post, vio las fotos... sonrió... "El tuyo era entonces de esos de mogollón de piezas que piden una paciencia infinita y etc, etc, etc ¿no?" ¡¡Si!! suelta con su ya voz de hombre, aunque sea todavía un crío. Yo me quedo por aquí revisando el blog y le oigo "espera un poco que..." , y entonces me aparece con las piezas del dichoso animal mutante y el papel de intrucciones de su hermano, que no era el mismo que el suyo..., y me dice que lo había intentado, pero que nada.... ¿No era que lo habías tirado a la basura?, le dije. Ahí tuvo que rectificar; es que lo raro es que tire la basura en la basura; lo normal es que la tire en cualquier parte, lo mismo que los calcetines, camisetas, pantalones, boxers y demás..., así que el mutante (que luego resultó pseudo-liebre y no pseudo-conejo) estaba en algún rincón (no quiero ni saberlo) de su dormitorio.
Y claro..., se apresuró todo a ver si era capaz de montar todas las piezas (tuve que ayudarle, que sin instrucciones, o con ellas, no hacen nada..., sólo gastar dinero, que para eso no hace falta librito). Me lo dejó aquí, al lado del teclado. El mensaje estaba claro "Mami, yo también quiero que el mío salga en internet...". Así que, ahí está, la pseudo-liebre-mutante-saltarina del peque, que ya no es tan peque... que ya va por diecisiete... y al que su padre no le dió como regalo ni la hora.

Feliz cumpleaños, pitufito!! , porque por muchos años que cumpla... siempre será mi pitufito....

© C.D.

6 comentarios:

  1. es un relato lleno de sentimientos donde hay muestras de gran empatía por parte de los dos. espero que tu hijo haya tenido un buen cumple.

    ResponderEliminar
  2. ¿17?, vaya es un niño aún pero ya estará feliz que su mutante salió en internet jeje.

    No creo que le preocupe que su padre le haya regalado nada sino ni siquiera te hubiera pedido que subieras al mutante a la red yo digo no sé.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Draco, mi hijo, si lo dejas, tiene "cumple" todos los días: con tal de tener una excusa para salir y llegar tarde, ya está... Supongo que sí l ha pasado bien; a esa edad ni se acuerdan de la familia, todo es con los amigos...

    ResponderEliminar
  4. Hola Pretty flower!! Me he estado rompiendo la cabeza sin saber de dónde salía la campanita en tu blog!! hasta que la he visto allá abajo, je! Le eché la culpa al Fungus que el otro día me dió un susto... Hoy sí he podido escribirte alli.

    El peque no sabe aún que su liebre-mutante está en internet; en realidad aún anda con la cabeza en lo de su cumple... y el post era para poner hace dos días, pero no pudo ser. Mañana se lo enseño, ahora duerme... (qué lindos son cuando duermen, jeje)

    Biquiños!!!

    ResponderEliminar
  5. Pues feliz cumpleaños para tu "pitufito". Me da pena eso que cuentas sobre su "padre", por llamarle algo... En lo referente al montaje de los regalitos, confieso que más de uno lo he dejado por imposible... Bufff, vaya tela !!

    Un besin

    ResponderEliminar
  6. Hola Fer!! El pitufo, como es habitual en fechas de sus cumples..., se ha puesto malo. Normalmente coincide que le sube la fiebre y pega un estirón, pero esta vez ha sido más complicado, con gastroenteritis completa..., y es un malísimo enfermo!! Lo que no sé es a dónde va a llegar si estira de esta también, que ya es el más alto de la familia!!

    Y no te creas, que yo también me he deshecho de mogollón de "juguetitos" de esos de los huevos de chocolate...; la mayoría, si eres capaz de completar el montaje (casi hace falta ser arquitecto o ingeniero para eso)..., los quieres hacer funcionar y en esas... vuelven a convertirse en mil pedacitos...

    Muaks!!!

    ResponderEliminar

Y tú ¿qué opinas?