10 oct. 2011

injurias literary, third part. lope de vega vs luís de góngora.

 fuente: libro "lope de vega" por alonso zamora vicente. salvat editores, s.a. barcelona, 1985.
lope lo fue todo en la codiciada gloria terrena. la fama y el respeto bien pronto le rodearon entre sus contemporáneos. y, como es natural, surgieron las envidias, los recelos, las malquerencias. lope, por su parte, no era hombre que se caracterizara por la discreción en sus juicios. la envidia enredaba de aquí para allá, como ocurre siempre entre gentes del mismo oficio. a principios del siglo xx en la vida de la corte, debía pasar lo mismo. basta recordar las líneas que azorin dedica en la voluntad, al tema. en ellas se ve obligado a exclamar: "es raro en madrid el literato de corazón ancho." pues este mal viejo de la vida nacional ya se cebó sobre lope, incluso en ocasiones en que él intentó hasta recurrir a la adulación para conjurarlo. hoy, todo este combate de dimes, diretes, peleas escritas, maledicencias, nos parece de interés tan sólo en cuanto puede servir para retratar las naturales estimaciones artísticas de los combatientes; pero añade muy poco al cabal conocimiento del hombre, como no sea para contribuir a exagerar las flaquezas. lope de vega tuvo muchos enemigos, a los que trató de muy diverso modo.

1.- se dice en muchos casos que la familia de lope tenía un vivo interés en ser considerada como noble o, por lo menos, de sangre hidalga montañesa. pero no hay que olvidar que es un lugar común, en las estimaciones colectivas del español medio en el siglo de oro, el considerar noble a todo el oriundo de la montaña santanderina o de las asturias de oviedo. baste como prueba una cervantina: aquella dueña que, en el quijote (ii,48), noble por haber nacido en las asturias de oviedo, se veía obligada a trabajar cosiendo, y estaba casada con un escudero que debía ser considerado "hidalgo como rey, porque era montañes". quevedo llamó a la montaña "cuna de la nobleza de españa". en realidad, se trata, como digo, de una creencia colectiva que se aprovechaba o se inventaba, y lope podía disponer, en este caso, de un solar conocido. pero la hidalguía auténtica no debió poseerla, ya que, por ejemplo, habría sido nombrado caballero de santiago, como lo fue calderón. en cambio, lope habló repetidas veces de su "humilde sangre" y de la "humilde casa de sus padres", etc. frente a estas declaraciones, hay que recordar el uso del escudo de carpio, con diecinueve torres, del que se burlaron cumplidamente góngora, cervantes y otros, y al que, efectivamente tenía un derecho muy dudoso.

góngora lo atacó en el soneto:

por tu vida, lopillo, que me borres
las diez y nueve torres de tu escudo,
porque aunque todas son de viento, dudo
que tengas viento para tantas torres...


cervantes se burló de lo mismo en los preliminares del quijote:

no indiscretos jeroglí-
estampes en los escu-


2.-juan ruiz de alarcón, el excelente comediógrafo de origen mexicano, nunca gozó de estimación por parte del fénix. su figura contrahecha servía de motivo a las burlas, de un modo que a nuestra sensibilidad actual repugna. en la dedicatoria de los españoles en flandes, comedia incluida en la parte xiii (1620), dirigida a cristóbal ferreira de sampayo, lope se burla de alarcón de una manera cruel, despectiva, en la que podemos reconocer incluso -siempre este lope esclavo de verdades vulgares, populares- el temor instintivo de la plebe contra los contrahechos. de esa dedicatoria proceden las siguientes palabras: "cuánto nos debamos guardar de los que señaló la naturaleza, nos muestran varios ejemplos y la experiencia. las partes por quien se conoce el ingenio están delineadas de la naturaleza en el rostro, y así, la envidia y los demás vicios. generalmente se ha de tener que los miembros que están en proporción natural cuanto a la figura, color, cantidad, sitio y movimiento, señalan buena complexión natural y buen juicio; y los que no tienen debida proporción y las demás referidas partes, que la tienen perversa y mala. por eso decía platón que cualquiera semejanza del animal que había en los hombres, tales eran las costumbres que imitaban." y sigue, refiriéndose al poeta mexicano, por el hecho de ser corcovado, con palabras de muy poca caridad: "... creer que... hay poetas ranas en la figura y en el estrépito...; aristóteles..., a los jibones, pinta con mal aliento. es cosa ordinaria en tales hombres, si hombres se han de llamar, la soberbia y el despreciar."


3.-cervantes figura también en la lista de las enemistades. no era cervantes, sonrisa abierta y generosa, hombre de maledicencias ni murmuraciones porque sí. sin embargo, algo debió de ocurrir cuando, en el prólogo a la segunda parte del quijote, se lee esta clara referencia a lope: "no tengo yo de perseguir a ningún sacerdote, y más si tiene, por añadidura, ser familiar del santo oficio, y si él (avellaneda) lo dijo por quien parece que lo dijo, engañóse de todo en todo; que de tal adoro el ingenio, admiro las obras y la ocupación continua y virtuosa." es verdad que no podía aludir a las relaciones con marta de nevares en 1615; pero en la vida de lope no faltan quiebros a los que entregarse mordazmente. por otra parte, lope, que había recibido elogios encendidos de cervantes en el prólogo a las ocho comedias ("el gran lope de vega..., el monstruo de la naturaleza...", etc.), habló desdeñosamente del quijote y de cervantes en general. una frialdad escueta y cortés se revela en ese "no le faltó gracia y estilo", con que lope señala al novelista sin par, en las fortunas de diana, una de las novelas a marcia leonarda. quizá lope no pudo olvidar nunca las burlas que cervantes, con otros muchos al lado, hizo del petulante escudo con numerosas torres que lope pretendió usar como propio. en la enemistad con cervantes destaca la serena postura, recatada y digna del novelista. el breve trozo del prólogo del segundo quijote es la única queja que cervantes da, a pesar de que, en cierto modo, un frecuente recuerdo de lope cruza por el falso quijote, el de avellaneda. lope, amar sin saber a quien, decía:

leandra: después que das en leer,
              inés, en el romancero,
              lo que a aquel pobre escudero
              te podría suceder.
     inés: don quijote de la mancha
              (perdone dios a cervantes)
              fue de los extravagantes
              que la corónica ensancha.


4.-muchos más escritores estaban frente a lope. destacan, por ejemplo, micer andrés rey de artieda, cristóbal de mesa, cristóbal suárez de figueroa, esteban manuel de villegas. en la enemiga de estos escritores es muy fácil entrever una razón para la enemistad. rey de artieda había sido compañero de cervantes en lepanto, y como él, representaba el teatro tradicional, vencido por las novedades de lope; es pues, natural, que estuviera dolido, rencoroso. villegas, poeta de muy destacada nota, era de una vanidad grotesca, que seguramente habrá divertido, teatralmente diría, a lope; cristóbal de mesa era un recalcitrante autor de epopeyas cultas que nadie leía, y se jactaba de no escribir más que para italianos cultos. de suárez de figueroa, ese excelente escritor de el pasajero, ya destacó menéndez pelayo su cualidad de envidioso patológico: "era una monstruosidad moral, de aquellas que ni el ingenio redime." sin embargo, a rey de artieda, a mesa y a villegas, lope los citó en el laurel de apolo. no así a figueroa.


5.-lope sentía miedo ante góngora. se sentía quizá vulnerable. el cordobés no escatimaba las palabras duras. en un ejemplar de la filomena, ante una posible autoalusión lopesca, elogiosa como es natural, parece que góngora escribió: "si lo dices por ti, lopillo, eres un idiota sin arte ni juicio." en algunos poemas de góngora, lope sale muy mal librado. para góngora, el arte sencillo y claro de lope era excesivamente llano, y su vida privada daba lugar a múltiples ataques. ya citamos en su lugar algunos versos con motivo de la convivencia con marta de nevares. desde el lado estrictamente literario, los ataques de góngora menudeaban. el soneto que acabamos de leer está escrito poco después de que góngora dijese con toda desenvoltura:

patos del aguachirle castellana,
que de su rudo origen fácil riega,
y tal vez dulce, inunda vuestra vega,
con razón vega, por lo siempre llana;
pisad graznando la corriente cana
del antiguo idioma, y, turba lega,
las ondas acusad cuanto os niega
ático estilo, erudicción romana.
los cisnes venerad cultos, no aquellos
que esperan su canoro fin los ríos;
aquellos, sí, que de su docta espuma
vistió aganipe. ¿huís? ¿no quereís vellos,
palustres aves? vuestra vulgar pluma
no borre, no, más charcos. zambullíos.

no cabe mayor desdén, dicho con más galanura de lenguaje nuevo. en el aguachirle castellana debió cundir el espanto ante casi lo ilegible, acostumbrados a la soltura expresiva de lope, tan llano y fluyente. las trasposiciones sacaban de quicio a lope, los nuevos adjetivos, el hipérbaton duro y prolongado. todo esto era para lope "lastimoso ejemplo de poeta insigne que escribiendo en sus fuerzas naturales y lengua propia fue (leído) con general aplauso, y después que se pasó al culteranismo lo perdió todo."


6.-... en una ocasión, lope dice al duque de sessa en una carta: "un soneto vide de don luis; agradóme: escribe ya en lengua castellana, que dicen que se le apareció una noche, vestida de remiendos de diversos colores, y le dijo: hombre de córdoba, mira cuál estoy por tu causa, los pies errantes, el rostro mentido, los ojos brillantes, las manos ministrantes, ostentando remiendos y emulando jerigonzas. vuélvete a tus exordios; restitúyeme a la llaneza de herrera y laso. con la cual estupenda visión habla ya en nuestra lengua."


7.-que a lope le obsesionaba el hablar de los cultos, hasta hacerle perderse en parlas sobre él, lo revelan, por ejemplo, las numerosas alusiones que hace y, sobre todo, las imitaciones forzadas o irónicas. del primer apartado, podemos recordar el curioso prólogo o dedicatoria al príncipe de esquilache, al dirigirle la pobreza estimada, en la parte xviii (1623). allí se leen cosas como las siguientes "... sobrevino en el parnaso tan estupenda mudanza..., a los unos llaman culteranos de este nombre culto, y a los otros llanos, ecos de castellanos... le certifico que no tiene todo su discurso catorce voces, con algunas figuras imposibles a la retórica... es, finalmente, tan oscura que tiene por jeroglífico a la puerta la cábala." las expresiones de lope recuerdan la expulsión que ante el nuevo lenguaje de una nueva generación histórica sienten los de la generación caduca. argumentos parecidos esgrimía castillejo en el siglo xvi contra los petrarquistas.
desde el lado de la broma, lope también escribía, destacando eso. muy famoso es el soneto siguiente, incluido en el laurel de apolo:

-boscán tarde llegamos. ¿hay posada?
-llamad desde la posta, garcilaso.
-¿quién es? -dos caballeros del parnaso.
-no hay donde nocturnar palestra armada.
-no entiendo lo que dice la criada.
madonna, ¿qué decís? -que afecten paso,
que ostenta limbos el mentido ocaso,
y el sol dipinge la porción rosada.
-¿estás en ti, mujer? -negóse al tino
el ambulante huésped. -¿que en tan poco
tiempo tal lengua entre cristianos haya?
boscán, perdido habemos el camino;
preguntad por castilla, que estoy loco,
o no habemos salido de vizcaya.


8.- actitudes y fraseología análogas no escasean en las comedias de lope. todavía en la dorotea topamos con un soneto de signo parecido:

pululando de culto, claudio amigo,
minotaurista soy desde mañana;
derelinquo la frasi castellana,
vayan las solitúdines conmigo.
por presurosa, desde hoy más me obligo
al aurora llamar bautista o juana,
chamelote la mar, la ronca rana
mosca del agua, y sarna de oro al trigo.
mal afecto de mí, con tedio y murrio,
cáligas diré ya, que no griguiescos,
como en el tiempo del pastor bandurrio.
estos versos, ¿son turcos o tudescos?
tú, lector garibay, si eres bamburrio,
apláudelos, que son cultidiablescos.


9.- por su parte, góngora, apenas había salido la filomena, arremetió con el madrileño. si las resabiadas salidas de una murmuración cualquiera sólo podían llegar a lope a través de alguna boca malintencionada, sí le tuvo, en cambio, que llegar un soneto de don luís, en el que no dejaba sana obra alguna del fénix:

"¡aquí del conde claros!", dijo, y luego
se agregaron a lope sus secuaces:
con la estrella de venus, cien rapaces,
y con mil soliloquios solo un ciego;
con la epopeya, un lanudazo lego;
con la arcadia, dos dueñas incapaces;
tres monjas, con la angélica, locuaces;
y con el peregrino, un fray borrego.
con el isidro, un cura de una aldea;
con los pastores de belén, burguillo,
y con la filomena, un idiota.
vinorre, tifis de la dragontea;
candil farol de la estampada flota
de las comedias, siguen su caudillo.


10.- también es natural que a lope le llegara el griterío de los segundones, de los que se creían arrinconados y no valorados lo suficiente, y de los envidiosos, aparte de los puramente enemigos literarios. a todos ellos se refiere lope en la epístola de gaspar de barrionuevo, donde se ve que lope sabía diferenciar entre unos y otros. de esta epístola ha salido lo de "pobre y mísera caterva" tan traído y llevado:

piensa esta pobre y mísera caterva
que leo yo sus sátiras, ¡qué engaño!
bien sé el aljaba sin tocar la yerba.
........................................................
difícil es de ver la propia viga:
yo sé quien se pusiera colorado;
la paciencia ofendida, a muchos obliga.
otros hay de blasón más levantado
que piensan que, burlándose de todo,
su ingenio ha de quedar calificado.
y no imaginan que del propio modo
se burla dellos el mayor amigo,
cuando tuercen la boca y dan el codo.
yo por lo menos desta gente digo
que malquistarse por hinchado un hombre es de los hombres el mayor castigo.
.................................................................................................................................
tampoco es este mal que os cuento solo:
más plagas me persiguen de poetas
que tiene arena el po y oro pactolo.

5 comentarios:

  1. para los que deseen saber por la ausencia en este y de los demás blogs que le pertenecen; y de la salud de estos días de carina, copio el comentario que ella realizó en el anterior post:

    Blogger Carina DIAVOLA dijo...

    Hola! no puedo poner los videos ni escuchar la música; estoy aún en el hospital. Me las he arreglado para poder dejar algún mensaje, pero no sé cuándo me darán el alta.

    Ha sido otra vez la angina de pecho. sigo en observación y a la espera de pruebas y resultados.

    Cuando vuelva a casa ya pondré los videos; aquí tengo una conexión pataconera que no da para más. Si puedo y no se corta, contaré algo en CARDI http://diariodeunacardiopata.blogspot.com/http://diariodeunacardiopata.blogspot.com/, y si no me pilla la enfermera... que ni me dejan salir de cama...

    Biquiños!!

    Carmen

    (Carina, C.D.)

    9/10/11

    ResponderEliminar
  2. Fiuuuuuuu! este si que fue un post largo je, me recordaste mis clases de literatura en la secundaria en donde todos estos personajes aquí citados nos daban un buen dolor de cabeza al tener que aprendernos unos cuantos versos que para mi eran todos iguales je perdón por decir semejante sacrilegio pero así lo sentía.

    Un abrazo DRACO, espero pronto Carina esté de vuelta, le dejo mis saludos y un abrazo muy fuerte.

    Chau.

    ResponderEliminar
  3. estoy muy contento porque carina ya está en casa (ver su post "revolución" en "meiga noite de lúa...", y pronto estará por aquí.
    en cuanto a este post, sí, en verdad se me hizo largo pero es que deseaba explicar en qué contexto fueron escritos los líbelos que se mandaban entre ellos, muchas veces a través de sus mismas obras; por otra parte, al escribirlo, yo también he recordado mis clases de literatura española del colegio. un beso.

    ResponderEliminar
  4. Hola!

    Draco, aún no estoy repuesta para leerme todo eso. Ya lo leeré...

    Prety Flower!! me alegra verte por aquí. Dale otro besito a Natalia, la Bella, y un abracito tierno.

    Biquiños!

    ResponderEliminar
  5. sí, se puede leer por partes. un beso.

    ResponderEliminar

Y tú ¿qué opinas?