21 dic. 2011

succubus?

foto draco

noches de invierno.

nunca tuve la certeza sobre qué noche específica, aquel ser femenino no sólo me comenzó a acechar, si no que, tomando cada vez mayor confianza de mi profundo sueño, me visitaba sin anunciarse y se tomaba libertades que tan sólo una mujer con derechos los hace.

-debe ser porque has pintado tu cuarto de oscuro y tienes ese cuadro de los gatos negros paseando por un mausoleo en el cementerio colocado en la cabecera de tu cama, por lo que te ocurren esas cosas. -me dijo patricia cuando se lo comenté.
una noche, un golpe seco a la puerta de mi dormitorio -como si la hubiesen pateado- me despertó. cuando me levanté a inspeccionar, no había nadie en el pequeño hall que servía de antesala.
pasaron varias noches de aquello y soñé que al salir yo por la otra puerta de mi dormitorio que daba al balcón, había una joven apoyada contra la pared vestida casualmente con polo amarillo y un short corto, que miraba fijamente hacia la casa contigua que estaba abandonada; tenía su cabellera un moderno corte de estilo paje con flecos de colores rubios y negros que alternativamente le caían sobre su frente. jamás volteó a mirarme a pesar de los tres metros de distancia que nos separaba.
-es muy malo ver a un fantasma durante el sueño, pues traen enfermedades y/o la muerte, según se acerquen o se alejen de ti. -me dijo cristina, que tiene un bazar con productos espiritistas en el lado oeste de la ciudad.
fue luego de soñar con aquella rubia y de conversar con cristina, que empezaron los martilleos y el sonido inconfundible de una lijadora de piso que anunciaban la llegada de nuevos vecinos a ocupar aquella casa contigua y deshabitada.
al tercer día de aquello, a la hora de despertarme, descubrí que el edredón, las frazadas y la sábana que me cubrían, estaban amontonados en el suelo a un lado de la cama. y aquello se repitió durante varios días al amanecer.
-¿estás teniendo algún exhaustivo trabajo de investigación intelectual que te absorbe los sesos y te deja mental y físicamente agotado y con la líbido al tope? -me preguntó pícaramente sandra que me conocía desde la universidad y que sabía muy bien sobre lo que estaba hablando.
pero una noche en que mi dormitorio estaba menos oscuro debido a la luna llena, me desperté; y en aquella penumbra logré divisar el contorno de una mujer sin rostro, cuya cabeza adornada de cabellos largos y ondulados estaba echada un poco hacia adelante cabalgando encima mío a su entero placer en un subir y bajar interminable, donde mis manos acariciaban sus senos suaves y redondos. no tengo conciencia sobre de cuánto duró aquello y en qué momento ella se fue y yo volví a dormirme, pero lo cierto es que a la mañana siguiente, edredón, frazadas y sábana estaban en el suelo a un costado de la cama.
una tarde, días después de aquello, el sonido inconfundible del agua correr en caída libre debido a una ducha abierta me hizo salir de mi dormitorio por el lado del balcón y cuando ocupé el mismo lugar donde estaba aquella aparición de la joven del moderno corte paje de flecos rubios y negros que le caían por la frente, divisé frente a mí, a una muchacha que, con la puerta abierta del baño e inclinada hacia adelante se enjabonaba la parte trasera de una de sus piernas. ella tenía una larguísima cabellera negra y ondulada.
cuando al cabo de unos interminables segundos, reparó en mi presencia, se sonrió y corrió rápidamente la cortina para ocultarse.

9 comentarios:

  1. yo sueño todo el tiempo; y con un conjunto de ellos he logrado hacer esta historia.

    ResponderEliminar
  2. Mientras leía el texto (antes de ver el comentario) me preguntaba si no habría nacido de un sueño, pues es marcadamente onírico. Luego leí el comentario y me enteré que no sólo nació de un sueño, sino de la mezcla de varios.
    Brillante el succŭbus.
    Un gran abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  3. Siempre me ha gustado esa foto, y ahora me ha gustado que la hayas utilizado para ilustrar este relato. Me gusta...

    ResponderEliminar
  4. Hala, ahora con tacones: pues eso, que ¡chachi! je

    Muaks!!

    ResponderEliminar
  5. Buenísimo como siempre... me gustó mucho la foto también como menciona Carmen!

    ResponderEliminar
  6. gracias humberto, un gran abrazo para ti también.

    ResponderEliminar
  7. carmen, creo que la foto se presta muy bien para cualquier texto de corte gótico. también a mí me gusta mucho. un beso.

    ResponderEliminar
  8. vaya carina, ¡sí que te ha gustado! (emoticón feliz)

    ResponderEliminar
  9. gracias marité, un beso.

    ResponderEliminar

Y tú ¿qué opinas?