3 may. 2012

bad girls from literature. third part. marie duplessis, la dama de las camelias.

las noticias sorprendentes de las que me he llegado a enterar, respectivamente ya tienen de antiguedad, ocho días una, y cuatro la otra.

en haiku, china, una mujer estacionó su moto justo en la puerta de un negocio obstaculizando el paso de los clientes,  para recoger a su hijo del colegio que quedaba enfrente. el dueño le quiso obligar a que estacionara en otro lado y como la mujer no quiso, se armó la discusión y cierto forcejeo. ante ello, ella pidió ayuda a su marido y a su hermano, agrandándose el lío.
al final, la mujer le apretó tan fuerte los testículos al hombre en el pleito, que lo mató en el acto.
la otra noticia que es más reciente. es la multa que sufrió la acompañante desnuda, de un motociclista por no usar el casco reglamentario de seguridad. sí, la multa fue por no usar casco y no por ir totalmente desnuda. aquello sucedió en rumania.

aunque con cierto atraso, pues la película fue estrenada en el 2011, les recomiendo detrás de las paredes, con daniel craig que acabo de ver. es de intriga.

ahora les voy a dejar con la historia tal vez desconocida de la dama de las camelias.

 la dama de las camelias. escrita en 1848 por alejandro dumas, hijo (1824-1895), le produjo al novelista un reconocimiento como autor famoso que en 1852 se convertiría en uno de los dramas más aplaudidos de la escena teatral francesa, a pesar de las dificultades (ninguna actriz quería interpretar el papel de una prostituta).
esta novela se basa en un hecho real. "la dama de las camelias" existió realmente. el prólogo que escribió dumas para la versión teatral de la novela empezaba así: "la persona que me sirvió de modelo para la heroína de la novela y del drama la dama de las camelias tenía por nombre alphonsine plessis, y de ahi había compuesto el nombre más eufónico y elevado de marie duplessis. era alta, muy delgada, con los cabellos negros y el rostro rosa y blanco. tenía la cabeza pequeña, ojos brillantes y rasgados como una japonesa, pero vivos y finos, labios rojos como las cerezas y los dientes más hermosos del mundo; parecía una figurilla de sajonia. en 1844, cuando la vi por primera vez, estaba en toda su opulencia y su belleza. murió en 1847 de una enfermedad de pecho a los 23 años."
no exageraba dumas en su retrato. en 1844 marie duplessis era la mujer más elegante de parís, con tanto más sorprendente cuanto que era hija de un granjero de pueblo y se había criado en el campo, hasta que a los quince años, según se decía, su padre la había vendido a unos gitanos. pero llegó a ser la amante de los hombres más brillantes del momento. sensible como era, aprendió las lecciones del buen gusto, y cuando la conoció dumas sabía tocar el piano y tenía en su biblioteca a rabelais, el quijote, molière, walter scott y los románticos franceses contemporáneos: dumas padre, por supuesto, victor hugo, lamartine, musset. el compositor franz liszt, que la conoció en noviembre de 1845, diría de ella: "en general, no soy partidario de las marion de lorme ni de las manon lescaut. pero ésta era una excepción: tenía un gran corazón.
el día que la conoció dumas ha quedado narrado casi al pie de la letra en los capítulos viii y ix de la dama de las camelias. si sustituimos a marguerite gautier por marie de duplessis, a armand duval por alexandre dumas, a gaston r... por eugène déjazet -hijo de una actriz y amigo de dumas-, a prudence duvernoy por clémence prat -"un poco modista y un mucho celestina" (maurois)- y al viejo duque por el conde stackelberg, ex embajador de rusia, tendremos casi al pie de la letra la historia del encuentro entre alexandre y marie. (el único personaje alterado es el del viejo duque, pues en realidad, ha dicho johannes gros, el conde de stackelberg, "a pesar de su avanzada edad, no buscaba en marie duplessis una antígona, como edipo, sino una betsabé, como david".) también de un modo muy parecido dumas se convirtió en amante de marie.
dos meses después empezaron los reproches y las ausencias. marie notó lo extraño de su comportamiento y le escribió:
"querido adet: ¿porqué no me has dado noticias tuyas, y por qué no me escribes con franqueza? creo que deberías tratarme como a una amiga. espero, como una amante o como una amiga, a tu gusto. en cualquier caso, siempre seré tuya."
el 30 de agosto de 1845 dumas rompió con ella:
"mi querida marie: no soy lo suficientemente rico para amarte como yo querría, ni lo suficientemente pobre para ser amado como querrías tú. olvídemos, pues, los dos: tú un nombre que debe serte casi indiferente, y yo una felicidad que se me ha hecho imposible. inútil es decirte cuánta es mi tristeza, pues bien sabes cuánto te quiero. adiós, pues. tienes demasiado corazón para no comprender la causa de mi carta y demasiada inteligencia para no perdonarme. mil recuerdos."
compárese con la carta que escribió armand a marguerite en el capítulo xiv y se verán las sorprendentes similitudes.
al año siguiente dumas fue a españa con su padre y escribió a marie desde madrid pidiéndole perdón. cuando volvió a parís, marie duplessis ya había muerto. fue el 3 de febrero de 1847. dos días después, como en el caso de marguerite, hubo una subasta de sus pertenencias. al parecer, estuvo muy concurrida: a ella asistieron hombres de letras como el inglés charles dickens o eugène sue, el célebre folletinista autor de el judío errante. dumas compraría más tarde a un comerciante, "como recuerdo", no el ejemplar de manon lescaut, sino la cadena de oro de marie. la venta produjo una cifra muy superior a sus deudas, y el excedente lo heredó una sobrina suya, a la que marie se lo había legado con la condición de que nunca fuera a parís.
en mayo dumas empezó a escribir la dama de las camelias.

fuente: apéndice escrito por emilio pascual para la dama de las camelias de alejandro dumas, hijo. (hispamerica-ega)

8 comentarios:

  1. Lo agarró tan fuerte de los testículos que lo mató, vaya que cosa tan sorprendente. A decir verdad no sé si me sorprende más eso o la mujer desnuda en moto sin casco jaja.



    Besos DRACO y mil más a Carina que extraño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. algunas personas pierden las proporción de las cosas y luego se terminan lamentando inútilmente de lo sucedido. si hubiese sido más comprensible hubiese estacionado su moto en otra parte y no estaría en estos problemas.
      besos y muchos cariños también para ti.
      (gracias por preocuparte por carina. hoy conversé con ella y está de mejor ánimo -incluso me proporcionó una noticia para post-, estando eso sí, muy cansada fisícamente. también te envía muchos besos.)

      Eliminar
  2. ¡cómo me gustan estos cotilleos históricos! hace un tiempo se pusieron de moda por acá un cierto tipo de programa en tv sobre la vida (trapos sucios) de los famosos, pero eran casposos y poco interesantes. Siempre pensé que un programa del mismo tono sobre secretos de alcoba y anécdotas picantes de figuras históricas tendría más gracia y suficiente éxito

    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a mí también me gustan aquellos detalles históricos que sólo algunos estudiosos nos lo hacen llegar en las biografías.
      Espero tener más.
      Besos.

      Eliminar
  3. Maravillosa histora de la Dama de las camelias, la desconocia, gracias. Por los otros dos casos, debia tener mucha fuerza la mujer que mató al hombre por sus testiculos, la otra, no es de extrañar que la multa solo fuese por el casco.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la ira acumulada se tradujo en fuerza descomunal. ¡pobre hombre! yo, de tanto haber visto películas chinas, hasta me imagino la escena. un beso.

      Eliminar
  4. Puede uno morir si lo agarran de los testículos??? No sabía, que loca la mujer!

    La Dama de las camelias es buenísima. Me encantó leerla hace muchos años.

    Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "la dama de las camelias" la he revivido completamente en estos apuntes vivenciales del autor. ¡una gran obra! un beso.

      Eliminar

Y tú ¿qué opinas?