7 ene. 2013

friends

 a principios de la década del ochenta...
en mi primera entrada en la universidad, me crucé con patty. ella, que siempre optó por arquitectura, se alegró de verme.
-supongo que estarás como casi todos en ingenieria. -me dijo.
-depende de cual ingeniería, porque al final elegí otra especialidad de la misma ingeniería.
-¡si serás! la gente te va a matar.

como era muy temprano y no tenía nada de ganas de conocer la facultad, me fui a la cafetería. me senté a esperar un rato y a ver cómo iba el ambiente.

-hoooooooooooooooooooola, amigo. -me sorprendió de esa manera, bárbara, una chica guapa de cabellos aleonados, ojos vivaces e indefinidos y que casi siempre que volteaba hacia atrás en el salón de la prepa, la veía dormida sobre la pequeña mesa para escribir.
hablamos de susana, de cómo casi se corta las venas por mí en la última clase, y que ahora está estudiando en otra universidad. también de mi cambio de especialidad, de los amigos comunes y de que estábamos charle que te charle sin pedir nada para comer y beber.

-quisiera ese trago que nos sirvieron en aquella discoteca, ¿recuerdas? uno del que salía fuego.
bárbara entrecerrando sus ojos me dijo:
-aquí no hay nada de eso. -y pidió refrescos y dos arroz con leche.

seguimos charlando, y justo cuando me decía que iba a tratar de lograr los créditos necesarios para obtener una beca y marcharse a estudiar a italia, vi que una rubia muy menuda pero bastante guapa, me estaba haciendo ciertas señas con su mirada.
bárbara notó algo y preguntó:
-what's up?
-nada, la tontería de siempre; ésa donde una chica para levantar su ego coquetea con un chico sólo porque está acompañado de otra. si yo estuviese solo, no haría nada de eso. ténlo por seguro.
-¿y dónde está ésa bitch?
-justo detrás de ti. tiene muy bonitas piernas -le dije sin parar de reir.
-sí, ya la vi por el reflejo de la ventana. abre la boca.
-¿quéeeeeeeeeeeeee? -le dije entre nervioso y asombrado.
-que a mí no me gusta perder ni siquiera de a mentiras, y menos con una bitch. así que abre la boca.
y sosteniendo en el aire una cucharada de arroz con leche hizo que me la comiera.
-¿así que quieres guerra? pues, ¡guerra tendrás!
y entonces, yo también le ofrecí una cucharada de arroz con leche que ella comió muy lentamente. ¡la muy maldita!
pero aquí no acabó la cosa pues, tomando cada uno nuestras pajitas bebimos del mismo refresco.
el juego no era fácil para mí teniendo muy cerca el bello rostro de bárbara, ¡hasta me llegué a olvidar del todo de la rubia!

días después me volví a encontrar con bárbara en la biblioteca. ella me dijo que sus amigos le hicieron muchas bromas por lo que pasó en la cafetería. que querían conocerme y cosas así.
-¡yo no tengo ningún novio! les dije; que todo tan sólo fue una broma contra una bitch. pero se hacen de que no me creen y ahora andan fastidiándome todo el tiempo con eso.
-hay campamento en un paraíso de aves migratorias que queda cerca al mar, ¿quieres venir conmigo? es este fin de semana, son sólo tres días. vamos. mira, ¿cómo vas a dejar que vaya yo solito sin mi "novia"? -le dije sin dejar de reirme.
a bárbara no le quedó más que reírse.

16 comentarios:

  1. ¡todo lo que hay que escribir cuando no hay nada interesante en los diarios! grrrrrrr.

    ResponderEliminar
  2. Pues no habrá nada en los diarios, pero yo me he divertido, asido interesante y guay.

    Una cucharadita de arroz, habre la boquita Draco jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ten cuidado que el arroz con leche puede ser muuuuuuy peligroso. ¡hasta puede merecer un poema! jajajajaja.
      besos.

      Eliminar
  3. jajajajaja pero esto está super interesante también!!!
    Al final, no fueron a ese campamento, o sí????

    Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡uy! la respuesta a eso ameritaría otro post. mejor lo dejo así, jajajaja.
      un beso.

      Eliminar
  4. Esto es mas interesante que lo que dicen los diarios.



    Beso DRACO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me ha parecido muy entretenido a mi también. Lo que no se la gracia que le hará a la rubia...
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. malquerida, los diarios están de lo más aburridos. es como si no hubiésemos cambiado de año.
      besos.

      Eliminar
    3. anigo javi signum, aquella rubia habrá buscado a otro que esté bien acompañado para coquetearle. ¡ésas no descansan!
      un abrazo.

      Eliminar
  5. Pues me apunto al club de los entretenidos, aunque si es autobiográfico ya me contarás el truco...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es tan autobiográfico que hasta olvidé cambiar los nombres reales y estuve tan distraído que hay partes donde muestro cierta autocomplacencia hacia conmigo mismo. si fuera inventada no habría escrito ciertas cosas, jajaja.
      saludos.

      Eliminar
  6. Las historias de vida cotidianas también pueden llegar a ser interesantes pues queremos llegar a leer el final y saber cómo terminan
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el problema es que aquí no sólo hay secuela, sino también precuela. llegar al final me tomaría muchos posts.
      saludos.

      Eliminar
  7. jeje me ha producido ternura este relato, espero que otros días no haya noticias y podamos disfrutar de estos pequeños flashes autobiográficos

    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡uy!, creo que la gente se está entusiasmando con estas cosas. rápido tengo que encontrar algún tema en los diarios para publicar. no vaya a ser que se acostumbren, je.
      besos.

      Eliminar

Y tú ¿qué opinas?