30 ene. 2013

women de la biblia: judit

valentin de boulougne. circa 1626
cuando los judíos llegaron a babilonia encadenados y a pie luego de la toma de jerusalén por el rey nabucodonosor, en lo único que creían era en un único dios y en nada más.
fue en babilonia y gracias a la proximidad del territorio del actual irán donde se inició el zoroastrismo con sus espíritus abstractos, desarrollaron la idea del pecado, del mesías, del juicio final, de los espíritus buenos y malos, de los ángeles; y gracias a los escribas babilónicos organizaron mejor las historias orales y escritas que tenían sobre abraham y moisés, las que entremezclaron con los mitos -que hicieron suyos, modificándolos a su propio concepto- que tenían los babilónicos sobre la creación del mundo, del hombre y el diluvio universal, así como las leyes milenarias ya existentes en el valle del éufrates, dando creación a diferentes libros que unidos con el tiempo se llegó a conocer como la biblia.

no hay que olvidar que fue el rey ciro, conquistador de babilonia y creyente del zoroastrismo, el que permitió volver a los judíos a jerusalén, tal vez por sentirse identificado con estos, ya que él creía en dioses abstractos y para él, yahvé era simplemente, otro dios abstracto que se adoraba.

judit (la judía) es un libro que narra la salvación de la ciudad de betulia al matar la protagonista del relato al general holofernes quien era el jefe principal del ejército asirio de nabucodonosor, generándose el pánico y la desbandada entre sus filas.

esta historia es falsa, pues ni betulia, judit u holofernes existieron y es tal vez por eso que ha sido rechazada como parte del canon por los judíos rabínicos jerosolimitanos,  por los protestantes y los cristianos no católicos. incluso ya existen biblias católicas donde el libro de judit no aparece.

este relato empieza en el año duodécimo del reinado de nabucodonosor quien reinaba en la ciudad de nínive sobre los asirios.
en el año diecisiete de su reinado, vence a arfacsad, rey de los medos, aniquilándolo totalmente.
al año siguiente de vencer a arfacsad, en el día veintidós del primer mes, nabucodonosor llamó a su presencia a holofernes, general de su ejército, y le ordenó invadir toda la tierra de occidente por no haberlo reconocido a él como su rey.
el grueso del ejército de nabucodonosor estaba compuesto por ciento veinte mil infantes y doce mil arqueros a caballo.
joaquim, sumo sacerdote de jerusalén, llama al pueblo de israel a la resistencia, y ante los preparativos del pueblo judío para la guerra, holofernes enfurece y pregunta por la naturaleza del pueblo que osa desobedecerlo y enfrentarlo.
aquior, un jefe de todos los hijos de ammón, pide la palabra y le cuenta a viva voz a holofernes, de forma sintetizada, toda la historia de los judíos y le dice además que estos tienen tal confianza en su dios, yahvé, que dicen que nada les pasará mientras se mantengan fiel a él.
por tales palabras, aquior es condenado a muerte. la ejecución se llevaría a cabo luego de la destrucción de betulia y deciden por esto mismo, llevarlo hasta las puertas de la ciudad para que comparta su suerte con la de los judíos.
los jefes de betulia, ocías, abris y carmis en una asamblea con todo el pueblo presente, acogieron con afecto a aquior por sus amables palabras sobre israel dichas en presencia de holofernes.
holofernes es persuadido de no atacar directamente a betulia y, apoderándose de las fuentes de agua que lo abastecen, inicia un asedio para rendirla mediante la sed y el hambre.
esto tiene un éxito parcial pues, la ciudad se amotina contra sus propios jefes luego de treinta y cuatro días de asedio, para que sea entregada a holofernes y su poderoso ejército. y al menos así, salvar la vida,
ocías pide al pueblo un plazo de cinco días diciéndoles que si al término de ese tiempo no les llega ninguna ayuda, él hará lo que ellos piden.
es, en estas terribles y desesperantes circunstancias que entra en escena judit, una piadosa e inteligente joven viuda del que entonces fue su esposo, manasés; quien al morir, la dejó económicamente bien posicionada. ella era además, una mujer de bellas formas, de muy agraciada presencia y de fácil oratoria.
ella, quien era de buen corazón y enterándose de la delicada situación por la que atravezaba betulia, llamó a los ancianos quienes eran además los príncipes de la ciudad, ocías, cabris y carmis para recriminarles en no confiar que dios salvará a betulia y que en el lapso de los cinco días dados de plazo, el dios de israel la salvará a través de ella; pero, que eso sí, que no intenten saber los planes de cómo lo hará hasta que todo termine.
judit, antes de partir hacia el campamento de holofernes, ora a dios, y este es un extracto de sus palabras:

capítulo 9
9 …dame a mí pobre viuda, fuerza para ejecutar lo que he premeditado. 10 hiere con la seducción de mis labios al siervo con el príncipe y al príncipe con el siervo, y quebranta su orgullo por mano de una mujer.

12 sí, sí, dios de mis padres y dios de la heredad de israel… escucha mi plegaria 13 y dame una palabra seductora que cause heridas y cardenales en aquellos que han resuelto crueldades contra tu alianza, contra tu santa casa, contra el monte de sión, contra la casa que es posesión de tus hijos.

una vez que judit terminó de orar a yahvé, dio por finalizada la severa indumentaria debida a su viudez, y luego de bañarse, se acicaló con ungüentos y con un vestido de fiesta, abandonó betulia junto con su sierva con dirección al cuartel general de holofernes, no sin antes dejar estupefactos a los príncipes de betulia por su belleza, quienes la despidieron con sus bendiciones.
estando en dirección al valle, son interceptadas por una avanzada de los asirios; y judit, simulando una traición contra el pueblo de betulia, es presentada al mismísimo holofernes en su tienda de campaña quien la recibe con respeto y cortesía. judit, con su gran belleza y su no menos gran oratoria, engaña mediante el halago a holofernes diciéndole además que yahvé  abandonará a su pueblo porque estos se van a entregar al pecado y que la ha elegido a ella para entregar a betulia y a jerusalén en sus manos a una señal suya.
holofernes ordena que judit tenga el mejor alojamiento y que le sirvan de sus propios manjares y vinos, pero ella rehusa pretextando que podrían hacerle daño y que se servirá de sus propias provisiones traídas de betulia. entonces él le pregunta:

-¿de dónde podremos traer otras (provisiones) semejantes para darte? porque no hay entre nosotros ninguno de tu nación.

a lo que judit responde:

-juro por tu vida, mi señor, que no consumirá tu sierva las provisiones que consigo trae antes que dios realice por mi mano lo que tiene resuelto.

gracias a la buena fe de holofernes ella tiene entrada y salida libre del campamento de los asirios para dirigirse al valle de betulia y bañarse en la fuente, así como para orar a dios y renovar las provisiones para su propia alimentación. esta situación duró tres días
al cuarto día, holofernes, con la idea de conquistarla y gozar de sus favores, dio un banquete sólo a sus servidores prescindiendo de la presencia de sus oficiales. judit, al ser invitada a participar, acepta y ataviada con todo su aderezo femenil, se presentó ante holofernes, quien con sólo verla, la sangre le hervía de pasión y deseo para unirse carnalmente a ella.
judit, siendo atendida por su sierva, bebió y comió de sus propias provisiones sin probar nada de los manjares asirios. holofernes, extremadamente contento por la presencia de judit, a la que deseaba en sumo grado, comió y bebió como jamás anteriormente lo había hecho.
el banquete se prolongó hasta muy tarde y todos los siervos, ya cansados, satisfechos y rendidos, se retiraron; dejando solos a judit y a holofernes, quien bañado en vino, dormía profundamente en su lecho debido a la borrachera que llevaba encima. fue en estas circunstancias que judit, sintiendo a dios en su corazón, descolgó su alfanje (especie de sable, corto y corvo, con filo solamente por un lado y por los dos en la punta) se llegó hasta el lecho, y cogiendo a holofernes por los cabellos, dijo: “fortaléceme, dios de israel, en esta hora”, y con toda su fuerza le hirió dos veces en el cuello, cortándole la cabeza; la cual entregó a su sierva quien la echó en la alforja de las provisiones, saliendo ambas como siempre del campamento asirio, pero esta vez para dirigirse sin detenerse hasta betulia.
y en betulia, con todo el pueblo frente a ellas y con los príncipes en lugar preponderante, judit, sacando la cabeza de la alforja, les dijo al final de una pequeña perorata: “ahí teneís la cabeza de holofernes, el general en jefe del ejército asirio, y ahí el dosel bajo el que yacía en su embriaguez aquel a quien el señor hirió por la mano de una mujer. yo juro por el señor, que me ha guardado en todos sus pasos, que mi rostro le sedujo para perdición suya, pero que no cometió contra mí pecado alguno que pudiera mancillarme o avergonzarme”. después de tales palabras, todo el pueblo la bendijo.
por orden de judit, la cabeza de holofernes fue colgada en las murallas de betulia y enterándose los asirios de la muerte de su señor y general en jefe, entraron en pánico y huyeron en desbandada, siendo perseguidos por los judíos que estaban armados para la batalla.
el campamento asirio fue saqueado y a judit le dieron la tienda de holofernes con toda la argentería, y los lechos, y los cojines, y todos los muebles. ella lo tomó y puso sobre la mula, y unciendo los carros, lo cargó sobre ellos. luego lo dio en ofrenda al señor.
aunque muchos pretendieron a judit, ella llevó una casta viudez hasta su muerte, que ocurrió a la respetable edad de ciento cinco años.

10 comentarios:

  1. Me quedaría leyendo tus post todo el día... si tan solo la gente no tuviera que trabajar para vivir... Vale la pena soñar...

    Muy interesante la historia de Judit!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. ¡como si el resto de la biblia fuera rigurosamente histórico! si es que no pueden soportar que aparezca una mujer en otro rol que la sumisión..

    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. digamos que las historias que aparecen en los libros bíblicos están asentadas en hechos reales aunque no directamente relacionados con ellos.
      besos.

      Eliminar
  3. Buenas...

    Al principio había confundido a Judit con Lilith, aquella que según la mitología es anterior a Eva, abandonó voluntariamente a Adán y el paraiso, y es la madre de todos los demonios.

    Luego me he dado cuenta de mi error, evidentemente. Interesante y completa esta entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no os preocupeís, lilith ya viene.
      saludos.

      Eliminar
  4. La Biblia toma hechos reales, pero la deformación los vuelve mitos.
    Concuerdo con quien dijo que sería bueno tener tiempo para leer más textos así, es un placer.
    Un fuerte abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. este pirata tratará de seguir leyendo más textos e inspirándose en sus protagonistas femeninos seguir colocando posts como este.
      un abrazo.

      Eliminar
  5. ¿Quien escribió La Biblia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la biblia la escribieron escribas judíos que tomaron como ejemplo lo que los escribas babilónicos hacían con sus propios mitos. de lo que no estoy seguro es si ya habían llegado de babilonia, cuando el rey ciro los liberó, con algún libro bajo el brazo, o si el primer libro fue dado a conocer en jerusalén.
      postdata: el libro de judit es de un autor judío desconocido.
      besos.

      Eliminar

Y tú ¿qué opinas?