27 oct. 2013

las 121 women del emperador chino.

para un hombre, pasar todas las noches con la misma mujer no es problema. ¿pero cómo distribuirlas cuando son 121?
ése fue el dilema de un emperador chino.
he aquí la solución:

fuente:



los astrónomos en la corte imperial china siempre eran matemáticos y organizaban cada aspecto de la vida del emperador chino. éste, les pidió, que idearan un sistema que le ayudara a acostarse con todas las mujeres que tenía en su vasto harén sin saltarse ninguna. para ello sus asesores matemáticos decidieron pasar el harén a una idea matemática llamada progresión geométrica. las matemáticas, nunca han tenido una misión más divertida.
cuenta la leyenda que en un período de quince noches, el emperador tenía que acostarse con 121 mujeres: la emperatriz, 3 consortes de rango superior, 9 esposas, 27 concubinas y 81 esclavas.
los matemáticos no tardaron en darse cuenta de que esto era una progresión geométrica: una serie de números en que se pasa de un número al siguiente multiplicándolo siempre por el mismo número. en este caso, por el número tres:

1 x 3 = 3
3 x 3 = 9
9 x 3 = 27
27 x 3 = 81

cada grupo de mujeres es tres veces mayor que el anterior. así que los matemáticos no tardaron en establecer una rotación para asegurarse de que en un período de quince noches el emperador pudiera acostarse con todas las mujeres de su harén.

la primera noche se reservaba para la emperatriz:



la siguiente para las tres consortes de rango superior:



seguían las nueve esposas:



y luego se acostaba con las 27 concubinas en rotación. nueve en cada noche:



finalmente pasaba las nueve noches restantes con las 81 esclavas en grupos de nueve en cada noche:



no hay duda de que para ser emperador hacía falta mucha resistencia, igual que para ser matemático. aunque el objetivo de la rotación estaba claro: garantizar la sucesión imperial. así el emperador podía acostarse con las mujeres de mayor rango en los días más próximos a la luna llena, cuando el yin de las mujeres, su fuerza femenina, estaba más alto y podía equiparse al yang o fuerza masculina del emperador.

8 comentarios:

  1. Las matemáticas nunca fallan pero el emperador estaría siempre "dispuesto"...jejeje!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. de hecho que estaría máaaaaaaaaaaaaas que dispuesto. el tener que "atender" a tanta mujer diferente entre sí, habrá sido mejor que si hubiera usado viagra, jajajajaja.

      besos.

      Eliminar
  2. pues vaya trabajo duro, el del emperador :))

    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya conozco el óptimo trabajo de los matemáticos del emperador. ahora quisiera saber el trabajo de su nutricionista para tener la fuerza para atender a tanta mujer metida en su cama.

      besos.

      Eliminar
  3. Pero ese emperador no descansaba??? jajaja las esposas, esclavas y demás sí, pero y él??? Qué trabajo taaaan duro! jajaja

    Vivan las matemáticas!

    Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, ¡que vivan! je.

      un beso.

      Eliminar
  4. ¿Y a poco todas las noches les "cumplía" a todas? No hay quien aguante digo yo.


    Besos DRACO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sobre todo, "cumplirle" a las 81 esclavas nueve noches seguidas. ¿y si algunas querían "repetición"? jajajaja, ¡pobre tipo!

      besos.

      Eliminar

Y tú ¿qué opinas?