4 jun. 2014

the banned bedroom

arte pictórico y musical acompañan este escrito.

"autum" por skye morrison

cuando la joven anaïs fue contratada para el servicio de la familia clarke, la señora le señaló una restricción en su trabajo: jamás -al menos no por ahora-, entrar al dormitorio que está al inicio del pasillo en el segundo piso.
-"bueno, no hay problema; debe ser un dormitorio tan igual a cualquier otro y mejor para mí, un trabajo menos." -se dijo así misma.
y así, a pesar que frecuentemente tenía por necesidad que pasar por aquel dormitorio prohibido, de tanto ignorarlo hasta llegó a olvidar su existencia. pero una noche en que los señores tuvieron que asistir a una boda -iglesia y recepción en un gran local-, la señora, por el apuro, dejó olvidada la llave en su cerradura luego de haber estado en él por algunos minutos; y anaïs, aunque se percató de ello nada dijo y decidió aprovechar su oportunidad para saciar su repentina curiosidad.
esperó hasta la partida de los señores; y para darles tiempo de estar lo más posible alejados de la casa y de que no hubiesen regresado por algo que hayan olvidado, se dio un ducha, tras la cual ingresó en el dormitorio prendiendo la luz.


¿una gitana o una chica pirata? ¡vaya usted a saber!


lo que vio fue un dormitorio que exudaba testosterona por todos lados: una gran cama de cedro que dominaba casi todo el escenario acompañado por dos veladores con sus respectivas enormes lámparas, dos ambiguas imágenes -por lo que significaban- en las paredes: primero la de una chica que parecía ser una pirata, aunque también podría ser la de una gitana, en la cabecera; y segundo, la de una colorida chica disfrazada de arlequín que también podría pasar por ser una titiritera, si es que no ambas cosas a la vez, en una pared lateral a la derecha de la cama. en una esquina, una tabla de surf junto a un bate de béisbol, y un gran espejo de tamaño natural al otro costado de la cama junto a una cómoda que en su superficie albergaba lociones y sprays, así como otros accesorios personales de su antiguo dueño del que nadie diría al ver aquella habitación tan vital, que estuviese muerto.
la habitación estaba recargada con los objetos que pertenecieron al difunto en vida y anaïs entendió perfectamente a la familia el porqué había procedido así.
pero lo que le causó cierta sorpresa, por su originalidad, fue el asiento de un columpio bien sostenido del techo, del cual descendían dos fuertes cadenas y que se encontraba en el extremo izquierdo de la ventana.
entonces anaïs se dirigió a uno de los veladores porque le llamó la atención el retrato que se encontraba sobre su superficie. contempló en él el mismo familiar rostro que ya había visto anteriormente en el dormitorio de los señores y que pertenecía al hijo de ellos, al difunto joven karl.
dejó el retrato en el mismo lugar en que lo había encontrado y su atención se centró en un papel desplegado que también se encontraba en el lugar. aquella era una carta -o al menos así lo suponía ella-, escrita con una fina pequeña letra de mujer que en un primer momento pensó que pertenecía a  la madre de karl, pero a medida que iba leyendo comprendió que era un dictado hecho por el propio karl en su lecho de enfermo a su chica isabelle donde le manifestaba la causa de su enfermedad, la cual no había dado parte a los médicos que lo atendían, por vergüenza de lo tonto e increíble que les iba a parecer a ellos.

parte del escrito decía así:

"...
sabía por algunas historias transmitidas oralmente de generación en generación por diferentes familiares que en mi antiquísima más que centenaria casa ocurrían hechos extraños... sonidos inexplicables que provenían de las paredes, inesperados tocamientos en diferentes partes del cuerpo, repentinos fríos extremos que helaban ciertas estancias donde uno se encontraba, cambios agudos en la personalidad de las personas -por ejemplo, el carácter apacible del tío abuelo gustave que se tornó sumamente violento de la noche a la mañana sin motivo alguno-, recurrentes pesadillas aterrorizantes sufridas por algunos a través del tiempo, la inducción al suicidio de su padre -según contó su hija fausta en su diario hace poco más de cincuenta años- causado muy probablemente por un espíritu maligno que al parecer ronda por sus ambientes, y otras cosas más que la enfermedad que padezco no me deja recordar con toda precisión.
como comprenderán, todos estos hechos son muy sutiles y hay que experimentarlos y vivirlos personalmente para estar conscientes de su certeza, de su realidad; ya que una persona foránea que sólo escuchara de ellos, no los creería.
en mi caso... uf, no sé cuándo ni cómo empezó, pero se me dio por mirar por tiempo indefinido el gran espejo que tengo en mi dormitorio. no era que haya estado absorto y extasiado con mi propio semblante. ¡no!, yo lo que miraba fijamente y en profundidad eran mis propios ojos sin estar consciente de que yo mismo me estaba consumiendo al hacerlo. no sé qué me llevó a hacer eso, no buscaba hipnotizarme a través del espejo o algo parecido como tal vez leí en el diario o escuché quizá en algún programa deportivo del cable que hizo en su época bruce lee para mejorar su concentración en el kung-fu; no, lo mío fue algo diferente de lo que no puedo dar ninguna explicación racional. sólo me sentaba frente al espejo, eso era todo. me profundizaba en mis propios ojos y veía cómo se iba transformando mi propia imagen en una persona muy mayor hasta parecer otra persona. siempre ocurría lo mismo cada vez que lo hacía.
lo que siguió tiempo después fue una imperdonable negligencia de mi parte. estando sentado una tarde en el escritorio de mi estudio sentí por largo rato un fuerte dolor a la altura del hígado al que ignoré y del cual no le di aviso a nadie. así estuve por mucho tiempo, ignorando todos y cada uno de los síntomas que mi cuerpo emanaba y que daban avisos que una grave enfermedad estaba en proceso. recuerdo muy bien mi último día antes de caer en cama para no levantarme más de ahí -salvo para mi aseo y uso personal del cuarto de baño-: mis hombros se llenaron de granos de pus los cuales reventaba y volvían a formarse en corto tiempo, fiebre intensa, tos persistente, malestar general...
uno de los doctores que actualmente ve mi caso, habló libremente sobre mí con un colega junto a mi cama en el hospital pensando que me encontraba profundamente dormido como ya había sucedido otras veces. él le dijo lo siguiente: 'el paciente primero desarrolló una tuberculosis multisistémica (tuberculosis a los pulmones, riñones, hígado, corazón, bazo, etc...) que dio paso a una septicemia generalizada. no creo que le quede mucho tiempo de vida. lo raro de todo esto es que no se sabe cómo llegó él a esta situación, no consume drogas, se alimenta muy bien, tiene un alto nivel de vida dedicándose tan sólo a estudiar en la universidad. él es la última persona en quien uno pensaría que llegaría a estar enfermo de cualquier cosa y menos que se pueda encontrar en esta tan lamentable condición física.'
dicto esta carta a isabelle, porque la pericarditis -derrame de líquido en el pericardio, la bolsa que cubre el corazón- me impide tanto hablar como escribir con normalidad y también porque todas las mañanas me despierto al ruido de un cañonazo que sólo ocurre durante mi sueño y que me hace recordar a aquellos veintiún cañonazos que se disparan en honor a la memoria de un difunto ilustre,  y ya van muchos los que voy escuchando cada mañana hasta el día de hoy..."

anaïs ahora entendió completamente la historia de lo que realmente sucedió con el joven karl, de lo que medio oía en las conversaciones entre los señores y sus familiares y amistades. ella era un espíritu tan sensible y lleno de romanticismo que decidió meditar un poco sobre ello, pero no sentada en la cama frente a aquel espejo asesino -según como su curiosa forma de pensar lo había catalogado-, sino en otro lugar y eligió el asiento del columpio para hacerlo.


un video de lo más inspirador. si se puede entrar o salir de una historieta, ¿porqué un fantasma no puede aparecer y...?


una vez sentada allí, se percató de un gran paño blanco que colgaba de la pared en cuyo extremo se encontraba un gancho de metal, que estaba frente a ella; a aquello no le dio ninguna importancia y decidió cerrar brevemente los ojos para descansarlos un poco y fue entonces que escuchó una voz que se dirigió hacia ella:

-mi madre siempre ha tenido un muy buen gusto cuando se trataba de contratar muchachas para el servicio. es usted muy bonita y veo que se ha sentado en el columpio mirando hacia el interior del dormitorio como hacía siempre cuando tenía pensamientos que me preocupaban.

sorprendida, anaïs abrió los ojos y enfocó su mirada en el rostro de karl, pero en vez de aterrorizarse y salir huyendo de la estancia como muy naturalmente hubiese hecho en cualquier otra ocasión, se paró muy lentamente dando unos pasos hacia él no sin dejar atentamente de observarlo a los ojos.

a ella el corazón se le aceleraba y no sabía explicarse muy bien el porqué, sentía como si a karl lo hubiese conocido desde siempre y que estaba ligada y conectada a él de tal forma que trascendía el tiempo, que tal vez en otras vidas pasadas lo hubiese amado de muy diferentes maneras e intensidades posibles como pudieran haber. anaïs estaba tan emocionada como pudiera estarlo alguien que hubiese encontrado algo tan valioso que perdió en otro tiempo muy lejano y que ya no esperaba recuperarlo nunca más.

y bueno, si el destino siempre los juntaba de alguna forma en cada vida futura, en esta les había jugado una broma muy pesada pues, lo ha hecho a destiempo, ya que anaïs está viva y él tan sólo es un fantasma.

como anaïs sólo lo contemplaba sin decirle nada, karl, sonriendo para sí, avanzó pasando por su costado terminando por sentarse en el columpio pero no mirando hacia el interior del dormitorio, sino frente al gran ventanal. él giró un poco el cuerpo y mirándola, le extendió la mano y ella -que lo seguía con la mirada- como que terminó por aceptársela y acabó sentada en sus faldas.

-así que tu nombre es... -empezó él a decir.
-anaïs.
-¿y se pronuncia así, alargando la e y bajando el tono en la ï hasta hacerla casi imperceptible y donde la s termina siendo casi un susurro?
-sí, poco antes de nacer yo, mi padre escuchó este nombre en un documental sobre una escritora y lo pronunciaba de esta manera. él decía que era la forma correcta y como le gustó mucho, me lo puso a mí.

mientras karl le hablaba y le besaba el cuello a la vez, también le desabotonaba la blusa y hurgaba entre las dulces prominencias de ella, las cuales, liberadas ya del sujetador, apretaba y acariciaba;     también se dio tiempo para descorrer la cortina y un gran parque se divisó ante ellos.

-¿ves esos dos grandes y hermosos cipreses en la esquina extrema del parque?
-sí.
-bien, allí junto, en aquella gran casa de color blanco vive mi isabelle.

karl terminó por quitarle no sólo la blusa, sino también el sujetador y a ambos los hizo volar por encima de su propia cabeza haciéndolos caer en el suelo detrás suyo; luego le sostuvo ambas manos para ayudarla a pararse y tenerla frente a él para besarle aquellos prominentes senos así como también el abdomen terso y plano que se le presentaba a la vista. ella sonriente y un tanto nerviosa inclinaba la cabeza hacia él acariciándole los cabellos. karl apoyó su mejilla en su cuerpo y mientras le acariciaba la parte baja de su espalda desnuda, le dijo:


("tu amor es como una sombra que está sobre mí todo el tiempo, no sé qué hacer y estoy siempre en la oscuridad.")


-es muy bonita esa canción. ¿te gusta?
-¿a qué canción te refieres?, pues, no oigo nada.
-¡ah, es verdad! es que siempre tengo canciones metidas en mi cabeza todo el tiempo. -y karl empezó a cantar: and i need you now tonight, and i need you more than ever, and if you'll only hold me tight, we'll be holding on forever, and we'll only be making it right, because we'll never be wrong together, we can take it to the end of the line, your love is like a shadow on me all of the time, i don't know what to do and i'm always in the dark. ("y te necesito ahora esta noche, y te necesito más que nunca, y si sólo me tuvieras bien abrazado, nos estaremos estrechando por siempre, y sólo estaremos haciendo lo correcto, porque nunca estaremos mal juntos, podemos llevarlo hasta el final de la línea, tu amor es como una sombra que está sobre mí todo el tiempo, no sé qué hacer y estoy siempre en la oscuridad.")
-sí, sí recuerdo la melodía mas no así su título y ni quien la cantaba. es muy antigua y también me gusta mucho. -dijo anaïs.
-"a total eclipse of the heart" de bonnie tyler. -respondió karl.
-sí. -terminó por decir ella.
karl se paró y se desnudó frente a anaïs quien hizo lo propio. la ropa terminó apilada junto a la blusa y el sujetador de ella. entonces, tomándola de la mano la dirigió frente al gran paño blanco con el gancho de metal en su extremo que él agarró conectándolo con una fuerte argolla enclavada en la pared opuesta.
-¡una hamaca! -dijo anaïs.
él, por toda respuesta le sonrió y le ayudó muy fácilmente a subir en ella. una vez bien establecida ella allí, subió karl y sin perder tiempo se colocó encima de anaïs llenándola de besos y acariciando todo lo que podía de su cuerpo, mientras ella por su parte no dejaba de estimularlo sensualmente con sus besos y sus manos.
eróticamente sus cuerpos fueron recorridos varias veces. anaïs disfrutó de todo aquello, así como del hecho de sentirse dulcemente atrapada y de la intimidad que le proporcionaba la hamaca que le hacía concentrarse sólo en karl, abstraída de todo lo que pudiera ocurrir en el mundo entero.
aquello por muy bueno que fuera no podía durar para siempre y abandonaron la hamaca para establecerse en la mitad inferior de la cama donde se poseyeron intensamente.
un espectador que estuviese encima de ellos hubiese visto la acompasada agitación de anaïs y sus piernas con la forma de una m un tanto gótica y exageradamente abierta y alargada, mientras era rítmicamente poseída por karl.

anaïs despertó y se descubrió así misma desnuda, sentada en el columpio con su ropa frente a ella. no comprendía muy bien lo que había ocurrido, pues estaba como amodorrada, pero el roce de un papel que se deslizó de su mano hasta llegar al suelo hizo que se inclinase para volverlo agarrar. una vez de vuelta en su mano leyó lo que estaba escrito en él.

"tienes que hacer algo por mí.
el espejo que hay en mi dormitorio es un portal y tienes que sellarlo con sal. si no lo haces, otras almas y otros entes lo seguirán cruzando como lo han hecho hasta hoy. es así como lo he estado haciendo yo.
sumerges un trapo limpio en el pote de sal que hay en la cocina y lo frotas muy fuertemente por todo el marco del espejo deseándolo muy vehemente mediante palabras. impregna tu voluntad en lo que estás haciendo.
de mí no te preocupes, estoy próximo a mi siguiente reencarnación y nos volveremos a encontrar en el futuro tal como lo hemos estado haciendo desde otras vidas pasadas.
¡apúrate, que ya no tienes casi tiempo!"

a medida que anaïs leía el papel, extrañamente las letras iban desapareciendo.

-¿que ya no tengo casi tiempo? ¿qué quiso decir con eso? -se dijo alarmada anaïs.

fue entonces que reparó en su ropa en el suelo, la hamaca puesta y la superficie de la cama arrugada y desarreglada.

-¡los señores, que ya deben estar por llegar! ¿qué hora es?

cuando anaïs terminó rápidamente de vestirse, colocarse los zapatos, descolgar la hamaca, arreglar la cama, cerrar la cortina del ventanal y salir en busca de la sal, llegó a escuchar una canción que salía del dormitorio cerrado tras ella:





"si tu cuerpo, si tu risa,
si ese tiempo pudiera volver
si tu cuerpo, si tu risa,
los pudiera tener otra vez
pero todo se termina
como ese cuento de niños que sé
y mañana, mañana, no sé lo que pasará
porque mañana yo te necesitaré..."

10 comentarios:

  1. Respuestas
    1. gracias.
      en cuanto a la historia, puedo decir que está basada en hechos reales.

      saludos.

      Eliminar
  2. Me encantó!
    Precioso post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me alegra que te haya encantado.

      un beso.

      Eliminar
  3. Hola Draco , paso a estas horas de la tarde , ya que por la mañana no puedo conectarme , pero puedo decir que me a gustado muchisimo la entrada de hoy y más con los videos con los que acompáñas esta entrada , no sabes la alegria que me a dado ver , que a ti también te gusta el grupo A-ha , como bonny Tailer , a mi me encantan , me a hecho recordar tiempos de mi juventud de cuando tenia unos 18 o 20 , jajajaja es que ahora soy un poco más mayor .
    y digo yo para ser una historia real , se puede saber si no es secreto profesional , donde has oido esta historia , ya que me has tenido pegado a la pantalla del pc hasta el final de la entrada , las fotos son muy bonitas desconocia este artista .

    Y ya que estamos , te puedo preguntar otra cosa , ¿ La foto de tu avatar es tuya o de la red ? es que me gustaria pedirte un favor , tu me la prestarias para un relato de terror que tengo en mente , eso si poniendo claro que es de tu autoría vale .
    Bueno ya me diras algo , sobre esta pregunta vale , te deseo una feliz tarde amigo Draco , besos de Flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. temo malograr el interés del relato si empiezo a decir qué partes de él son realidad o fantasía. ¿hay en algún lugar del mundo un dormitorio así? ¿existió realmente una familia clarke? ¿un tal karl llegó a enfermar y a morir por las causas que se dicen en el relato? ¿y qué hay de anaïs? ¿existió? ¿llegó a trabajar para la familia?
      sólo te puedo decir que en lo esencial, una parte muy pequeña del relato está basado en hechos reales y que sin él esta historia no hubiese sido escrita.
      las imágenes que adornan esta historia las he tomado de internet y el avatar de draco pertenece a la película de "los piratas del caribe". todas ellas tienen dueño y con su copyright respectivo. a mí no me pertenecen y puedes usarlas libremente como gustes mientras los legítimos propietarios no digan nada.
      en cuanto a las canciones, yo estaba en mi plena adolescencia al empezar la década de los ochenta y viví muy intensamente esa época así como lo hice con la anterior a ella (década del setenta). mis gustos en cuanto a música siempre han sido el pop (la peor música para algunos, je), el rock y la música romántica tanto en inglés como en castellano.
      ojalá escribas pronto tu historia de terror ya que aquel tema me gusta mucho y a ti te salen muy bien escribiéndolos.

      amiga, también te deseo días felices.

      besos.

      Eliminar
  4. El final con la melodía en la voz de Emmanuel fue hermoso.


    Beso DRACO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el repertorio musical de emmanuel siempre me gustó porque tenía muchos ambientes (de fiesta, romántico y hasta un tanto onírico) que hacía que uno haga volar su imaginación y usurpe de algún modo al protagonista de las canciones que él cantaba.
      en realidad fue una muy buena época los ochenta, con muchos variados artistas de calidad donde uno podía no sólo escoger, sino, lo más importante, compartir los gustos musicales con mucha gente.

      besos.

      Eliminar
  5. Hola Pirata. te paso a saludar.


    Un abrazo de domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias, un abrazo de inicio de semana también para ti.
      besos añadidos.

      Eliminar

Y tú ¿qué opinas?