16 nov. 2014

a book: deja que los muertos descansen en paz (laß die toten ruhen) 1823

tan interesante como el relato de esta corta historia de terror es la correlación de ideas que le dio vida.

en el siglo xvii existió la princesa austríaca leonor von schwarzenberg que al final de su vida, gravemente enferma, gastó una gran fortuna para conseguir remedios médicos, originando rumores sobre fórmulas esotéricas para prolongar su vida. de hecho, tras su muerte, ocurrida a las 6 de la mañana del 5 de mayo de 1741 en su palacio, se colocó una gruesa plancha de piedra sobre su ataúd, con el fin de que no saliera jamás de su tumba pues, se le consideró una mujer vampiro en toda la extensión de la palabra. franz von gerstoff, el médico del emperador, pidió realizar una autopsia varias décadas después y diagnosticó que la princesa había muerto por causa de un cáncer cervical.

en 1773, 32 años después, el poeta, teólogo y profesor de la universidad de gotinga, gottfried august bürger, escribió un largo poema que cuenta una historia de influencia vampírica -aunque sería más preciso decir: 'zombi'- que tituló lenore, inspirado en la ya citada princesa leonor.

he aquí un extracto de una de las múltiples estrofas de lenore, -en el original en alemán- de cuya última línea el alemán ernst raupach, un dramaturgo y autor prolífico de tragedias, extrajo el título para su corta historia de terror :




laß die toten = dejar que los muertos
laß die toten ruhen (como tituló a su obra ernst raupach) = dejar que los muertos descansen.

que en castellano la obra se dio a conocer al público bien como "deja que los muertos descansen en paz" o bien como "no despiertes a los muertos".


una pequeña sinopsis de la obra (en negrita, a continuación, va parte del texto)


walter era un poderoso señor feudal en la región de borgoña, francia, que nunca se repuso de la muerte de su muy amada y bellísima esposa brunhilda, que llegó a ser el centro de su vida.

la obra, incluso, empieza con las siguientes lamentaciones de walter:

¿pretendes dormir para siempre? ¿no despertarás más, mi amada, de tu sueño eterno? ¿no volverás más para traerme esperanza? ¿no ves que desde que te fuiste me he sumergido en las sombras más oscuras? ¿qué? ¿silencio? ¿te quedarás en silencio? ¿acaso prefieres la pálida mortaja al velo de novia? ¿es la fría tumba más acogedora que nuestro lecho matrimonial? ¡oh! vuelve mi amada, regresa una vez más a tu desconsolado esposo.

luego de la muerte de su esposa brunhilda, el paso del tiempo calmó en algo el dolor y la pena de walter que hasta se animó a casarse nuevamente, y lo hizo con swanhilda, una belleza rubia opuesta a la de brunhilda que era de cabellos oscuros, esbelta figura y de unas mejillas sonrosadas que enmarcaban un rostro perfecto.
swanhilda le dio dos hijos, un niño y una niña, y walter fue feliz durante varios años con su nueva familia hasta que un malhadado día volvió a suspirar por su añorada brunhilda y ya nada fue igual para él.

por las noches, en vez de acudir a la habitación  de su esposa, el joven noble tomó por costumbre visitar la tumba de brunhilda. una vez que se situaba frente a la fría piedra del mausoleo, empezaba con su discurso: "¿pretendes dormir para siempre?..."

una noche en que walter se encontraba echado en la hierba, lamentando la muerte de brunhilda se encontró con un anciano brujo de las montañas que solía recorrer el cementerio de noche buscando plantas que sólo crecían en suelo sagrado y que necesitaba para elaborar poderosas pociones.
enterado por el propio walter de su pena, el brujo le dijo que era posible traer a la vida a brunhilda pero que tenía que pensarlo muy bien pues, el costo para él iba a ser bien alto; y tras idas y venidas, viendo que walter seguía en su empeño de tener a brunhilda viva otra vez a su lado a como de lugar, a pesar de la advertencia del brujo ("no despiertes a los muertos"), éste accedió a traer a la vida a brunhilda:

la sólida lápida donde se leía el nombre de brunhilda comenzó a rodar con un cavernoso ruido. el brujo esparció hierbas dentro de la sepultura y walter vio asombrado cómo una columna de gusanos se alzaba frente a ellos. de las profundidades de la tierra comenzó a soplar un viento fuerte que fue apartando la tierra hasta dejar el ataúd descubierto. la luz de la luna se posó sobre la madera derruida y la tapa salió disparada estrepitosamente. el brujo sacó de una de sus mangas un cráneo humano con sangre en su interior y lo vertió sobre la tumba mientras exclamaba:

-bebe, durmiente, de este brebaje para que tu corazón pueda latir nuevamente en tu pecho -luego de esto tomó aire antes de exclamar-: ¡levántate y sal de la tumba!

e impulsada por un poder invisible, brunhilda se puso de pie frente a ellos y la luz de la luna iluminó su piel extremadamente pálida.



teniendo ya a brunhilda a su lado, y por mandato imperativo de ésta, walter se separó de su esposa swanhilda, pero retuvo para sí a sus hijos. todo ajustado a la ley de la época. brunhilda volvió a ser dueña y señora del castillo para terror de los siervos que no se dejaron engañar por su amo walter quien les dijo que su nueva esposa era muy parecida a la primera que tuvo.

no pasó mucho tiempo para que los siervos notaran cómo niños, jóvenes y doncellas que habitaban el castillo empezaban a consumirse hasta marchitarse como flores en el invierno. sus frescas mejillas, que usualmente lucían sonrosadas, iban adquiriendo un tinte cetrino. sus rizos se volvían lacios y grises, como si el ocaso de su vida les llegara aprisa hasta una repentina muerte.

para no contar el desenlace de la historia yo abandono aquí el relato pero no quiero dejar de decir ciertas imágenes venidas a mi mente en cuanto a la forma que tenía de matar brunhilda. ella extraía poco a poco la sangre de las personas luego de provocarles un fuerte sopor que las dejaba profundamente dormidas y que al despertar no se daban cuenta de nada de lo que les había ocurrido. en cuanto a los hijos de walter yo me los imaginaba mecidos como acunándose en el regazo de brunhilda mientras ella les extraía la sangre y la vida por pausas hasta que la muerte les llegó después de varios días.

21 comentarios:

  1. Oh me encanta la entrada, son de las mías... Gracias guapo!!!!


    Hoy, un beso de vampira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡un beso de vampira!
      estoy con suerte.

      un beso de vampiro pirata.

      Eliminar
    2. ¿ A qué sabrá el beso pirata? a caviar, tal vez... jajajaajaj :P

      gracias guapo!!!

      Eliminar
    3. tal vez a caviar, tabaco y ron, jajajaja.

      Eliminar
  2. quien sabe si quizás......

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...¿existan las vampiras?
      ¡claro que sí! ¡de hecho!
      que una de ellas me acaba de dar un beso, je.

      saludos.

      Eliminar
    2. Tener a quien le entregas energía y alma, con placer sincero, no es un mal, es el mayor de los bienes.

      saludos

      Eliminar
  3. Estaba segura que ayer deje mi comentario ¿lo habré soñado?

    El caso es que esa Brunhilda corrió con suerte, no así la gente a su alrededor.

    Beso DRACO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. recuerda que no conté el final. brunhilda corrió con suerte hasta cierta parte de la historia. lo mismo le ocurrió al infortunado walter, señor del castillo.

      besos

      Eliminar
    2. ¿Por que no contaste el final?

      Eliminar
    3. no conté el final porque hay personas a las que no les gusta cómo termina el final de una historia ya que los desmotivan a leer la obra.
      más abajo le cuento el final a flor por pedido expreso de ella.

      besos.

      Eliminar
  4. mmm, me has dejado intrigada DRACO y mira que no soy de leer este tipo de historias, ahora no podré dormir, yo siempre inicio los libros por el final.
    Un abrazo DRACO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y justo son historias muy adecuadas para antes de quedarse profundamente dormido ya que estas cortas historias de apenas 40 o 50 páginas se leen en apenas un par de horas; no así drácula de bram stoker que es una novela de varios cientos de páginas.

      un abrazo.

      Eliminar
  5. ¿De un cáncer cervical murió Leonor? qué cosa más rara... anda que si después de varias décadas se levanta de la tumba jajajajaja ayssss esto de los vampiros cómo me gustaba a mí ver pelis de pequeña yo creo que ahora me daría más miedo jajaja.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. los vampiros de ahora son tan light, descafeinados y delicados que ya no asustan nada. la otra vez vi una de vampiras del cine alemán y era yo quien les quería meter un gran mordisco, jajajaja.

      un beso.

      Eliminar
  6. Pues yo quiero el final de esta historia , y no me vale que me digas que la compre en Amazón.es , yo lo que te digo es que la brigilda si es la de la foto , no me extraña que su esposo ,estuviese melancolico , ya que esta muy buena jajajajaja ( vaya peras ) y eso que no me gustan las mujeres , un post muy interesante y cortito , gracias por pasar por mi blog y dejarme tu cariñoso comentario eres un sol de amigo , te deseo un feliz fin de semana , besos de Flor .

    PD ; y cuidado con los mordiscos de vampiras piratas , esos son los peores , ya que te dejan resaca jajajajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cuando ya no quedó ser vivo en el castillo y en sus alrededores, brunhilda volteó sus ojos hacia su marido como su siguiente víctima. walter recurrió al brujo en ayuda y él lo protegió en un lugar mágico donde brunhilda no podía entrar.
      la única forma de matar a brunhilda fue atravesarle una afilada daga mientras duerme el sueño de los mortales durante la puesta de la luna nueva cuando todo poder sobrenatural la abandona y así lo hizo walter, maldiciéndola de paso.
      una noche, frustrado de tantos infortunios cuando regresaba a su castillo, se topó en el bosque con una hermosa rubia que iba acompañada de un cuervo. él la invitó a pasar a su castillo y pasado un buen tiempo de feliz convivencia, se casó con ella.
      en la noche de bodas la flamante esposa se convirtió en una serpiente que se enroscó en todo su cuerpo matando a walter por asfixia al mismo tiempo que se generó un incendio en todo el castillo destruyéndolo todo.

      besos.

      Eliminar
  7. Hola Draco , gracias por este fantástico final ; la verdad es que el pobre walter , estaba algo gafado , eres un encantó .... Te deseo un feliz Domingo , besos de flor .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me alegra sobremanera que te haya gustado el final de esta corta historia. también es mi deseo que hayas pasado un feliz domingo.

      besos.

      Eliminar
  8. ¿Aprobación de comentarios? Espero no sea nada malo.

    Besos Pirata

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. creo que te refieres a que los comentarios no aparecen inmediatamente. eso es sólo cuando el post ya lleva cierto tiempo publicado y aunque está pensado en los posts antiguos, al final afecta a todos.

      imagínate que alguien comente en un post de dos años de antigüedad, ¿cómo enterarme si el comentario se publica inmediatamente? es sólo por eso que carina aplicó aquella función de la aprobación de comentarios, para enterarnos quién escribió qué y dónde.

      besos.

      Eliminar

Y tú ¿qué opinas?