20 feb. 2015

a book: periodistas comprados (gekaufte journalisten), de udo ulfkotte

con respecto a este tema, ¿habrá todavía ingenuos e inocentes televidentes que se dejen manipular por cnn?: http://www.verdadypaciencia.com/article-ex-periodista-de-cnn-he-recibido-ordenes-para-manipular-las-noticias-demonizando-a-siria-e-iran-116795276.html )

el libro es un bestseller, un éxito de ventas en alemania desde octubre del 2014, pero silenciado en el resto del mundo

udo ulfkotte, 55 años, estudió jurisprudencia y ciencias políticas en freiburg y londres. tiene 25 años de periodismo, 17 de los cuales trabajó como editor en el prestigioso diario alemán frankfurter allgemeine zeitung. como corresponsal de prensa vivió en irak, irán, afganistán, arabia saudita, egipto, entre otros países de medio oriente. políticamente se ubica en el nacionalismo de derecha, lo que explica la furia que siente por lo que él considera la “colonización” de alemania y europa por parte de los estados unidos. “alemania se ha convertido en un país bananero”, remacha una y otra vez. fue colaborador del ex canciller helmut köhl y en la actualidad se identifica con el movimiento racista antiislámico pegida.

estados unidos, a través de su servicio de inteligencia y la otan, en sobres, pagan y distribuyen material (artículos e editoriales) desde la embajada estadounidense en berlín a las principales redacciones de los medios alemanes para promover su agenda. “pasan la información o directamente mandan redactado el artículo o el editorial que quieren publicar.” el esquema –dice ulfkotte– se repite para los programas de radio y televisión. “salvo pocas excepciones, las redacciones europeas son sucursales de los servicios de la cia y de la otan.”
él cita multitud de casos concretos con nombres y apellidos donde también figura en la lista su propio nombre.

el autor admite haber recibido dinero de los servicios de inteligencia de estados unidos por enfocar varios temas desde un cierto punto de vista y denuncia que, gracias a este tipo de práctica, no son pocos los medios de comunicación alemanes que se han convertido en sucursales del servicio de propaganda de la otan.

la obra ofrece un informe sistemático que identifica qué periodistas están relacionados con qué organizaciones de lobby, como atlantik-brücke, trilaterale kommission, german marshall fund, american council on germany, american academy, aspen institute y el instituto para la política europea. ulfkotte sugiere que hay listas de periodistas que circulan entre estas organizaciones, periodistas a los que se puede llamar para determinadas campañas de imagen y que sirven para orquestar artículos de información, editoriales, intervenciones en tertulias radiofónicas y televisivas, creando un conjunto que silenciosamente domina la opinión pública alemana.

"la idea de escribir este libro surgió hace cuatro años, durante una conversación con un periodista con el que yo mantenía una relación de amistad paternal, peter scholl-latour. decidí que había que escribir de una vez la verdad sobre lo que hacen los medios alemanes", relata el autor. "ahora estoy preparado para asumir las consecuencias que seguramente tendrá para mí la publicación de este libro", añade.

sobre su propia participación en este sistema de manipulación de la opinión pública, afirma: "me avergüenzo de ello, me encontré sin quererlo apoyando el belicismo como una extensión del largo brazo de propaganda de la otan, y lo único que puedo hacer para reparar ese mal es contar toda la verdad".

udo ulfkotte recibió en el 2003 el premio cívico de la fundación Annette barthelt, por su trabajo como editor del frankfurter allgemeine zeitung para los temas de medio oriente y áfrica y los temas sobre "terrorismo", el premio se concede a personalidades destacadas en la lucha contra el "terrorismo". en la imagen aparece a la izquierda, hablando con el ministro del interior de baviera, gunther beckstein, en el club de prensa de Bonn en el 2003, durante el acto de entrega del premio. en aquella época, udo ulfkotte actuaba como propagandista de los intereses de la otan, tal como acaba de reconocer en su libro. foto: fundación annette barthelt.


udo ulfkotte no negó su participación en el llamado “periodismo negro” y aceptó que tuvo que mentir en reiteradas ocasiones.
"mentía, traicionaba, recibía sobornos y ocultaba la verdad a la opinión pública", confiesa el periodista en su libro, enfatizando que "lo que estaba haciendo no era periodismo, sino propaganda".
para ulfkotte, la campaña antirrusa de la prensa occidental sobre los acontecimientos en ucrania es un claro ejemplo de manipulación de la opinión pública.
"¡es repugnante!", dijo. "si observamos desde fuera el trabajo de las redacciones de los principales medios, como frankfurter rundschau y der spiegel, a uno le da la sensación de que los editores y periodistas se han puesto cascos virtuales impermeables al sonido y repiten sin cesar '¡la guerra contra rusia! ¡la guerra contra rusia!'".
el periodista afirma que bajo el dictado de los servicios de inteligencia de estados unidos. y la otan, der spiegel publicó la información de que el boeing malasio fue derribado sobre ucrania por un misil ruso sin presentar ninguna prueba.
sostiene que esta información infundada fue el pretexto para la imposición de las sanciones occidentales contra rusia, que de hecho, "ha sido una declaración de guerra económica a gran escala, que luego se complementó con precios del petróleo reducidos artificialmente y una depreciación del rublo orquestada".
otro ejemplo de manipulación fue lo ocurrido en libia, febrero del 2011:
los diarios “serios” del mundo anunciaban, con títulos alarmantes, que muammar khadafi estaba bombardeando a su pueblo, que iba a envenenar las aguas del país y que por las calles corrían ríos de sangre. salvo voces solitarias como la de jordán rodríguez, corresponsal de la venezolana telesur, los medios masivos de gran tirada repetían la noticia sin chequear su veracidad. peor aún: publicaban falsedades a sabiendas, por dinero, con el objetivo de crear el clima propicio para que las naciones unidas, pocas semanas después, el 17 de marzo de 2011, autorizara los bombardeos de la otan sobre libia.
¿cómo reaccionó el poder mediático?

“cuando los abogados del frankfurter allgemeine zeitung supieron que el libro estaba en imprenta me enviaron una carta advirtiéndome sobre las consecuencias legales que enfrentaría por publicar nombres y secretos. ellos saben que yo tengo pruebas de todo”, dijo el periodista en una entrevista al diario russia insider. y por supuesto, su libro, que desde octubre del 2014 es best seller en Alemania, apenas si es conocido en el resto del mundo. “ninguna de las empresas mediáticas permite hacer notas sobre periodistas comprados –aseguró al diario ruso–. ningún periodista puede hacer una bibliográfica sin arriesgarse a quedar sin trabajo. por lo tanto estamos ante un libro que es un éxito editorial en ventas pero a ningún periodista le es permitido escribir o hablar de él.”

¿por qué decidió ulfkotte dar este paso? “no tengo hijos y estoy enfermo”, explicó. “mi salud quedó seriamente dañada después de un ataque con gas en 1988 en irán. tuve tres paros cardíacos. lo pensé durante cuatro años y me decidí a escribir la verdad sobre lo que hacen los medios y los periodistas alemanes. ahora, están buscando una guerra en europa con el pretexto de ucrania. Y eso me preocupa. no quiero más guerras. no quiero ser parte del largo brazo de propaganda de la otan. no quiero apoyar el belicismo. estoy preparado para asumir las consecuencias.” luego bromeó con el periodista del russia insider: “tal vez tenga que terminar pidiendo asilo en rusia como el ex espía norteamericano edward snowden”.
la agencia de noticias rt se comunicó con  el redactor jefe del periódico alemán zuerst, manuel ochsenreiter, quien reafirmó lo expuesto por ulfkotte. “mucha gente que no sabe mucho sobre cómo funciona el periodismo en alemania o en occidente en general se sorprenderá. para los que todavía creen en la independencia y la libertad de nuestros medios leer este libro, sin duda alguna, será un choque”, comenta.

lo siguiente es parte de una entrevista hecha por global research/ oriental review a udo ulfkotte:

 P: sr. ulfkotte, usted ha dicho que recibió mucho dinero para escribir artículos pro estadounidenses. ¿Cuán lucrativo es ser un periodista pro estadounidense en Alemania?

udo ulfkotte: no recibí dinero – recibí regalos. cosas como relojes de oro, equipos de buceo, y viajes con alojamiento en hoteles de cinco estrellas. conozco a muchos periodistas alemanes que en algún momento pudieron aprovechar esto para comprarse una casa de vacaciones en el extranjero. pero mucho más importante que el dinero y los regalos es el hecho de que te ofrecen apoyo si escribes artículos pro estadounidenses o pro otan. si no lo haces tu carrera no conduce a ninguna parte – te asignan a estar sentado en la oficina y a ordenar cartas al editor.

 p: según lo que usted ha dicho, los periodistas son corrompidos subrepticiamente, invitándolos a viajes a los estados unidos. con todos los gastos pagados. ¿pero se venden por tan poco los profesionales serios?

udo ulfkotte: cuando vuelas a estados unidos. una y otra vez y nunca tienes que pagar nada, y te invitan a entrevistar políticos estadounidenses, te acercas más y más a los círculos del poder. y quieres permanecer en ese círculo de la elite, por lo tanto escribes para complacerlos. todos quieren ser una celebridad periodística con acceso exclusivo a políticos famosos. pero basta una frase equivocada y tu carrera como celebridad periodística se acaba. todos lo saben. y todos participan.

 p: ¿por qué ha decidido recién ahora divulgar públicamente su opinión sobre el periodismo alemán?

 udo ulfkotte: he tenido tres ataques al corazón, ya no tengo hijos que apoyar, y día tras día veo a los estadounidenses en las noticias, preparándose para su próxima guerra. esta vez es de ucrania contra rusia. pero siempre es el mismo juego. ni siquiera un idiota total podrá hacer caso omiso ante la propaganda parcial contra moscú de los estadounidenses después de la caída del vuelo mh17. ahora los estadounidenses incluso consideran volar una planta de energía nuclear en ucrania e insistir en que los culpables eran separatistas o rusos. lo oigo continuamente. ¡es inmoral!

fuentes:

6 comentarios:

  1. ¿En quién vamos a creer? Todos tienen un precio, ¿en quién confíar? ¿quién dice la verdad? Que decepción.


    Besos DRACO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a mayor globalización, mayor es el control que la superpotencia tenderá a ejercer sobre la mayor cantidad posible de personas. uno de esos medios es la prensa.
      hace unos días me enteré que la nsa (agencia nacional de seguridad estadounidense) oculta software espía en discos duros de marcas como toshiba o seagate, presentes en más de 30 países. o sea esa imagen medio romántica de estar solos con nuestro ordenador/computadora ya no va más. hay alguien más allí sabiendo lo que estamos haciendo.
      ya lo sabes, el control es total por todos los medios posibles. la prensa es tan sólo uno de ellos.

      besos.

      Eliminar
  2. La prensa y sus voceros quedaron con el culo al aire cuando asesinaron a Gadafi, y con él, a miles y miles de libios inocentes.
    Cuando alguien se reconoce en el lado de los malos, irse es una opción. Pero no pasa nada, todo está controlado, es más divertido si la gente se autocensura sus pensamientos, sus emociones y su energía.
    Todas las banderas falsas, o muchas importantes, están expuestas para aquel que las quiera ver.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en estos tiempos de manipulación de la verdad y control total, saber qué está pasando realmente es como separar el grano del trigo.

      saludos.

      Eliminar
  3. Es triste que quizá lo único cierto que podemos tener es lo que vivimos y vemos...

    Cuántas intrigas hay detrás del poder y del dinero...

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. así ha sido desde que el mundo es mundo, lo que cambia con el tiempo es que la tecnología va cambiando y es siempre más sofisticada.

      besos

      Eliminar

Y tú ¿qué opinas?