21 ago. 2011

i'm sorry! @ is not a letra.




ya sea por comodidad o por llevar al extremo la igualdad de géneros hasta en la escritura, lo cierto es que desde que apareció el @ en el teclado del ordenador, una gran mayoría de personas lo
incluye en su escritura cuando en verdad, una sola oración ya presupone de por sí la inclusión de los géneros.

este post me lo sugirió el siguiente texto incluido en un curso universitario de lenguaje de este año 2011.

¿es sexista la lengua española?

por: jesús sánchez lobato (coord.). saber escribir. buenos aires, aguilar, 2007, p. 69.

la lengua no lo es. ninguna lengua lo es. la lengua sirve para nombrar, para describir, para exponer todo cuanto está al alcance del ser humano, para expresar las relaciones que se dan entre los miembros de una sociedad en un tiempo y en un espacio determinados. la lengua, como es de dominio común, no es sexista, si lo es el proceso cultural que ha llegado hasta nosotros en dicha dirección o en la contraria y la disposición social en que dicha sociedad se ha articulado en el pasado y, por lo tanto, la sociedad en que se ha sustentado el presente; no cabe duda de que los seres humanos sí manifestamos genéricamente nuestra orientación física y nuestro cometido social. la lengua española evidencia la realidad a la que sirve de la mejor manera posible, reproduce la estructura cultural y social (por supuesto, mental) de la sociedad hispana al ser vínculo de comunicación entre sus miembros y, en el sistema lingüístico de la lengua española, el llamado género gramatical (masculino y femenino) es un elemento formal, es decir, refleja una estructura en principio heredada de las formas latinas, aparte ¡claro está! de que conceptualmente distinguimos en los seres animados el sexo del animal macho del sexo del animal hembra, etc. lo único que podemos añadir es que el género masculino en plural, desde la perspectiva gramatical y en la tradición cultural del español, sirve (ha servido) para expresar tanto a las personas pertenecientes al sexo masculino como al opuesto, así: "mis queridos amigos" (nota de draco: sí, ya sé que muchos estarán pensando en: "mis querid@s amix") incluye a persona o personas del género femenino y a persona o personas del género masculino; "he explicado la lección a los alumnos" presupone tantos alumnos del sexo femenino como del masculino; de la misma manera: "el hombre es un ser racional" máxima por excelencia del racionalismo, no excluye sino que incluye al ser humano tanto al hombre como a la mujer.

7 comentarios:

  1. Ja ja! que no entre por aquí algún político que yo me sé (más de uno) que la tienen tomada con ese tipo de cosas y se pelean por tonterías cuando hay cosas mucho más importantes que dejan sin resolver. Porque si aún fueran ligüístas,... ¡pero solamente son políticos!.

    Recuerdo hace poco un artículo de Pérez Reverte sobre este tema. No lo tengo a mano, pero no tenía desperdicio ninguno (como la mayoría de sus escritos, je)

    Biquiños!

    ResponderEliminar
  2. a pérez reverte le gustan las cruzadas, ya imagino por cual derrotero transitará. un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hay un juego que se llama "palabras cruzadas", es algo parecido a un crucigrama ¿te refieres a eso? (creo que ahí la @ no vale)

    ResponderEliminar
  4. no, nada de juegos de palabras halladas; me refiero a las cruzadas que habían entre cruzados y musulmanes. en este caso la cruzada sería contra la @.

    ResponderEliminar
  5. Cruzadas, cruzados ¡vaya lío te estás haciendo! ¿Vas a cambiar la calavera y las tibias de tu bandera pirata por una arroba, un cuchillo y un tenedor? (jeje)

    ResponderEliminar
  6. ¡Cruz cruz que se vaya DRACO y que venga Jesús! jajaja no es cierto querido DRACO, es que esto de los sexistas me tiene en el hoyo. Nunca habrá igualdad de géneros por más que se empeñen en decirnos que se está logrando, ¿Logrando? naranjas, no es cierto.



    Besos.

    ResponderEliminar
  7. la verdad malquerida, es que la igualdad de géneros es más de forma que de fondo, sino que lo digan las deportistas que ganan sumas mucho menores que sus pares masculinos y que aquello se repite en otros oficios. un beso.

    ResponderEliminar

Y tú ¿qué opinas?