17 ago. 2011

very interesting la vajilla que se manejaban las monjitas del siglo xvii

vasija de porcelana china siglo xvii.


vasija de porcelana china xvii.

en el convento de santana, en el corazón de lisboa, portugal, y destruído parcialmente por el terremoto de 1755; un equipo de arqueólogos de la universidad de nova, ha hallado una vasija de porcelana china del siglo xvii que muestra una
 escena de seducción y cinco explícitas imágenes sexuales.
yo he llegado a saber de entierros -¿clandestinos?-, de recién nacidos ocultos en las paredes tapiadas de algún convento en américa latina , y también de historias tal vez fantasiosas de encuentros sexuales entre monjas y sacerdotes que los cristianos a secas gustan de repetir a cada momento para llevar agua para su molino y dejar mal parados a la iglesia católica, y que incluso hasta el terrible marqués se solaza con historias como esas en libros como "juliette"; así que, encuentren ese tipo de porcelana en un claustro conventual de monjas no es nada del otro mundo, ¿o sí?...

18 comentarios:

  1. Pues, no sé... Cuando he ido a visitar a mis primas monjas nunca me han servido nada en recipientes similares...

    ResponderEliminar
  2. Esas monjitas deben ser como una que conocí que tenía nombre muy peculiar: Sor Rita.


    Saludines.

    ResponderEliminar
  3. no, no creo que tengan algo similar tus primas con la de aquel convento; pero todavía no me explico por qué alguien introduciría una cosa así en ese lugar. un beso.

    ResponderEliminar
  4. malquerida, cualquier monja con ese nombre es digna de toda sospecha, je. un beso.

    ResponderEliminar
  5. Ja ja! No lo había pillado, lo de Sor Rita (es que ya no recordaba que ahí pronunciais la "z" como una "s")

    ResponderEliminar
  6. carina, es que creo recordar que "sor rita" fue el nombre que "la malquerida" le dio a uno de sus personajes en un texto para "escribicionistas".

    ResponderEliminar
  7. Je, cámbiale la "s" por una "z" y junta las dos palabras... jiji

    ResponderEliminar
  8. eso no es nada, antes, al contestarte en el anterior escribí sin querer "sor rota", jajajajaja.
    (por supuesto que rectifiqué)

    ResponderEliminar
  9. Tramposo, jajaja, lo has borrado antes de que yo lo viera, jajaja.

    ResponderEliminar
  10. ¡nada de eso! lo escribí pero no lo llegué a publicar, ya que antes de hacerlo, lo rectifiqué. (emoticón lengua afuera)

    ResponderEliminar
  11. Y ahora te piso la lengua del emoticón con los tacones de aguja ¡hala!

    ResponderEliminar
  12. Uuuy cuánta agresividad veo por aquí jajajajaja. Pues yo las historias de encuentros entre monjas y curas no creo que sean fantasiosas, al contrario. Y lo que no sabemos. Así que no me extraña nada que las monjitas tuvieran en su poder esos recipientes.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. kassiopea, y por lo visto, parece que hay mucha vajilla rota y desperdigada por aquel lugar, las cuáles ya están tratando de unirles las piezas. ¡qué de nuevas sorpresas nos revelarán! un beso.

    ResponderEliminar
  14. Pues, la solución al acertijo es sencilla si nos ubicamos, en aquel tiempo los barcos tardaban mucho en recorrer los mares desde los artesanatos de la porcelana hasta los mercados Europeos; las monjitas han de haber llegado tarde al reparto de la tanda moral de la carga..y se tuvieron que conformar con las "que hacen la porrrrquería¿vio?" ¡¡¡Pobres monjitas, ellas qué iban a imaginarse qué era eso!!!
    http://enfugayremolino.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  15. ¿llegaron tarde? ¡¡¡nada de eso!!!, llegaron muy temprano y escogieron lo mejor, las muy libidinosas. jajaja, saludos.

    ResponderEliminar
  16. jajajajaja, sí, por supuesto, que ellas tenían preferencia y dijeron "éstas nos las llevamos nosotras, que son demasiado tentadoras para la gente y a lo mejor va y se les da por hacer lo de los dibujitos"

    ResponderEliminar
  17. Arrrrr!
    http://www.labocadelello.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  18. hola "anónimo...", gracias por visitarnos. saludos.

    ResponderEliminar

Y tú ¿qué opinas?