18 oct. 2013

women de la biblia: abigail

el siguiente, es un relato curioso. eran los tiempos del rey saúl y su desavenencia con david que estaba perseguido por aspirar al trono. aquí, aunque el autor sagrado lo quiera acomodar literariamente según sus espirituales intereses; david es básicamente un extorsionador que cobra cupos a los grandes ganaderos de la región con la disculpa de "defenderlos de cualquier peligro" (supongo que ya muchos sospecharán que aquí el mayor de los "peligros" era david).
nabal es el rico ganadero que sólo reconoce la autoridad del rey saúl y abigail, es su desleal esposa.

i samuel, capítulo 25, versículo 1 al 44.

nabal (el nombre de nabal, necio, bruto, corresponde bien a la pintura que el autor sagrado nos hace de él. lo mismo digamos de abigail, mi padre -dios- es alegre), del linaje de caleb, habitaba en el desierto de maón y era un hombre muy rico cuyos bienes estaban en el carmel (el carmel se halla al sur de hebrón, en el desierto de judá, donde la única riqueza que cabe es la ganadería. los días del esquileo son días de regocijo); tenía tres mil ovejas y mil cabras. él se encontraba en el carmel para el esquileo de sus ovejas. él era un hombre duro y malo que tenía una mujer de nombre abigail, de mucho entendimiento y hermosura.

supo david en el desierto que nabal estaba de esquileo y le mandó diez mozos a los que dijo:

- subid al carmel e id en busca de nabal; y después de saludarle de mi parte, le habláis de esta manera: 'la paz sea contigo, con tu casa y con cuanto tienes. he sabido que estás de esquileo. pues bien: tus pastores han estado tiempo con nosotros; nunca les hemos hecho ningún mal ni les ha faltado nada del ganado mientras han estado en el carmel. pregúntales a ellos y te lo dirán. que hallen, pues, gracia a tus ojos estos mozos, ya que llegamos en un día de júbilo. da, pues a tus siervos y a tu hijo david lo que halles a mano.'

los diez mozos llegaron ante nabal y luego de hacerle escuchar las palabras de david esperaron su respuesta, pero nabal les respondió:

- ¿quién es david y quién el hijo de isaí? son hoy muchos los siervos que andan huídos de su señor. ¿voy a tomar yo mi comida y mi bebida y el ganado que he matado para mis esquiladores para dárselo a gente que no sé de dónde es?

ante tales palabras, los diez mozos dieron media vuelta y le hicieron llegar a david la respuesta de nabal. david luego de escuchar la respuesta de nabal dijo a sus mozos mientras se ceñía su espada:

-cíñase cada uno su espada.

y salió david con unos cuatrocientos hombres, dejando doscientos custodiando el bagaje. uno de los criados de nabal fue a decirle a abigail, su mujer:

- david ha mandado del desierto unos mensajeros a saludar a nuestro amo, que los ha tratado duramente. siempre esas gentes se mostraron buenas con nosotros y nunca nos molestaron ni nada nos faltó de nuestros rebaños cuando estábamos en el campo. antes nos servían de defensa de noche y de día todo el tiempo que estuvimos con ellos guardando el ganado. mira tú lo que has de hacer, porque la pérdida de nuestro amo y de su casa es segura, y es tan malo, que no se le puede hablar.

fue entonces que abigail decidió juntar los siguientes víveres para hacérselos llegar personalmente a david sin que su marido se entere:

- 200 panes.
- 2 odres de vino.
- 5 carneros ya compuestos.
- 5 medidas de trigo tostado.
- 100 atados de uvas pasas.
- 200 masas de higos secos.

y así, mientras abigail montada en un asno se dirigía llevando los víveres, david meditaba y se decía así mismo, lo siguiente:

-muy en vano he guardado yo todo cuanto ese hombre tiene en el desierto, y he hecho que nada de lo suyo le faltara; me ha pagado mal por bien. que castigue dios a su siervo david si de aquí al alba queda con vida un solo hombre en todo lo de nabal.


frans pourbus the elder, the meeting of david and abigail. siglo xvi.


fue en ese momento que abigail al divisar a david se bajó del asno, y echándose ante david, rostro a tierra, se prosternó a sus pies y le dijo:

- caiga sobre mí, señor, la falta. deja que te hable tu esclava y escucha sus palabras. no haga cuenta mi señor de ese malvado de nabal, porque es lo que su nombre significa, un necio, y esta loco. yo, mi señor, no vi a los que mi señor envió. y ahora, mi señor, como vive yavé, que te ha preservado yavé de derramar sangre y tomar por tu mano la venganza, ojalá que todos tus enemigos y cuantos te persiguen sean como nabal. ahí tienes este presente, que tu sierva trae a mi señor, que se reparta entre la gente que sigue a mi señor. perdona, te ruego, la falta de tu sierva, pues, de cierto, yavé hará a mi señor casa estable, ya que mi señor combate los combates de yavé, y no vendrá sobre ti el mal en todo el tiempo de tu vida. si alguno se levanta para perseguirte y buscar tu vida, la vida de mi señor estará atada en el haz de los vivos ante yavé, tu dios, y la de tus enemigos será volteada dentro del cavo de la honda. cuando yavé haga a mi señor todo el bien que le ha prometido y le haga jefe de israel, no sentirá mi señor el remordimiento de haber derramado sangre inocente y de haberse vengado por su mano. cuando, pues, yavé favorezca a mi señor, acuérdate de tu esclava.

david respondió a abigail:

- ¡bendito yavé, dios de israel, que te ha mandado hoy a mi encuentro! ¡bendita tu sabiduría, y bendita tú, que me has impedido hoy derramar sangre y vengarme por mi mano! de otro modo, ¡vive yavé, dios de israel, que no me dejó hacer el mal! si tú no te hubieras apresurado a venir a mi encuentro, que de aquí al alba no le hubiera quedado a nabal hombre vivo.

david recibió de la mano de abigail lo que ella había traído, y le dijo:

- sube en paz a tu casa; te he oído y he acogido tu petición.

volviosé abigail a casa de nabal. hallábase éste sentado a un gran banquete, como de rey, y estaba enteramente ebrio. nada le dijo ella, ni poco ni mucho, hasta ser de día; pero a la mañana, cuando ya había digerido el vino, le contó su mujer lo que había pasado, y el corazón se le quedó como muerto, como una piedra. unos diez días después, yavé hirió a nabal y murió este.

cuando supo david la muerte de nabal, se dijo:

- ¡bendito yavé, que ha defendido mi causa contra el ultraje que me hizo nabal, e impidió a su siervo hacer el mal! yavé ha hecho que la maldad de nabal recayera sobre su cabeza.

después mandó mensajeros a abigail para proponerla que quería tomarla por mujer. llegados a casa de abigail, en el carmel, los mensajeros le hablaron de la siguiente manera:

- david nos envía a ti para decirte que quiere tomarte por mujer.

ella se levantó, y postrándose rostro a tierra, dijo:

- que tu sierva sea una esclava para lavar los pies a los servidores de mi señor.

levántose luego abigail, y montando sobre su asno, acompañada de cinco de sus mozas, siguió a los mensajeros de david, y fue su mujer.

david tomó también por mujer a ajinoam, de jezrael. una y otra fueron mujeres de david. saúl había dado su hija micol, mujer de david, a paltí, de galim, hijo de lais.

8 comentarios:

  1. Como siempre tus historias atrapan desde el inicio.
    Qué bien leerte y sobre todo un viernes!

    Beso!

    ResponderEliminar
  2. No entiendo mucho de la Biblia pero mira tu que listo David al casarse con dos mujeres je.

    Un beso DRACO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es por eso que los curas nos hacen fijar la vista sólo en el nuevo testamento.

      un beso.

      Eliminar
  3. Corleone al lado de David es una hermanita de la caridad..
    La iglesia interpreta la biblia como le da la gana, creo que la mitad de los creyentes no han leído la biblia .. porque no se sostiene en este mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. los chinos ya han tratado de prohibir la biblia en su país debido a que encuentran su lectura demasiado violenta; por otra parte, si hubiesen los escribas judíos meditado un poco más acerca del contenido de algunas de sus historias creo que no las hubieran incluido al canon.

      un beso.

      Eliminar
  4. pues sí que le salió bien la jugada, al rey David

    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. más que bien se diría. de los tiempos que venció a goliat con una honda artesanal pasó a usar espada; y no sólo eso, cada uno de sus hombres poseía una.
      y al final, hasta le sobraban las mujeres (con herencia y todo).

      besos.

      Eliminar

Y tú ¿qué opinas?