1 ago. 2013

los gestos and las poses secretas of hitler.

hitler, el histriónico.
el motivo para que se iniciara la primera guerra mundial fue el hecho que alemania se sentía en desventaja ante potencias como inglaterra (por ejemplo) en cuanto al dominio de las rutas comerciales marítimas (las cuáles ya estaban repartidas) con el doble fin de abastecerse de materias primas o bien para ampliar sus mercados. el asesinato del heredero al trono austríaco archiduque francisco fernando en sarajevo fue tan sólo el pretexto para el inicio de aquella gran conflagración bélica que se venía venir y para la cual todos estaban preparados de antemano.
en 1918 y ante los reveses militares en el frente de batalla y la debacle política que le siguió, alemania se vio precisada a hacer concesiones ante los aliados y se apresuraron a firmar el armisticio antes de que estos calibraran en su justa dimensión la victoria que tenían ante sus propias narices.


"los aliados lejos de sospechar la amplitud de su victoria, dudaban en concluir la paz; sólo se decidieron por miedo a que cambiara la suerte. así, los alemanes nunca conocieron la guerra en su propio territorio y a duras penas podían creer que estaban realmente vencidos. por ello, las cláusulas del armisticio les parecieron muy duras: rendición de la flota de guerra, evacuación de la orilla izquierda del rin, entrega de 5.000 cañones y 30.000 ametralladoras."

marc ferro (école des hautes études en sciences sociales, parís) historia universal salvat. tomo 26.


todo alemán de aquella época y de los años posteriores a ésta, alimentó en su interior el deseo de venganza y la satisfacción de la humillación que tales cláusulas les hacía sentía sentir. hitler, quien participó en aquella gran guerra como un simple soldado, incorporó en su discurso toda la indignación que el pueblo alemán llevaba en su alma e hizo algo más: utilizó a los judíos como chivo expiatorio como culpables de aquella derrota y de tal situación. la base de tal discurso, al que se añadió la posible grandeza a la que se aspiraba llegar, estaba más o menos hecha.
sólo faltaban las imágenes adecuadas de sus discursos que dieran la suficiente fuerza para llevar a las masas al paroxismo. imágenes, que como se verá, fueron minuciosamente preparadas.

los gestos y poses secretas que verán a continuación le fueron tomadas al líder alemán por el fotógrafo heinrich hoffmann en 1925, con el fin de que hitler las analizara y pudiera elegir cuáles le podían servir y cuáles no, en sus presentaciones públicas. esto ocurrió poco después de que él escribiese mein kampf (mi lucha) en la prisión de landsberg, en la que estuvo nueve meses encerrado en 1924 cumpliendo condena por el fallido golpe de munich.

después del revelado y la observación de las imágenes, la orden de hitler era que las fotos fuesen eliminadas. hoffman las guardó y las publicó en sus memorias, hitler was my friend, de 1955.


a continuación una breve biografía de heinrich hoffmann para que se den cuenta de lo importante que era dentro del nazismo.

heinrich hoffmann fungió como fotógrafo personal de hitler  desde 1923 hasta 1944. sus fotos (alrededor de 500.000 tomas) y retratos fueron usados con fines oficiales, propagandísticos y como testimonio del futuro legado del régimen nazi para la posteridad nacionalsocialista.
hoffmann en principio tenía un pequeño estudio artesanal en schellingstrasse n°50 que se llamaba nsdap-photohaus hoffmann que en 1929 se expandió a un moderno estudio en las esquinas de las calles amalienstrasse y theresienstrasse en munich, donde se realizaban retratos de estudio en sesiones y venta de rollos y máquinas fotográficas llamado photohaus hoffmann. en aquel año de 1929, hoffmann contrató como asistentes a las adolescentes eva braun y gretl braun.
en una nota personal, hoffmann y su flamante segunda esposa, erna gröbke, presentaron en octubre de 1929 a hitler con eva braun, quien era su asistente y vendedora en el estudio fotográfico, la relación no comenzó inmediatamente, si no hasta 1931. hoffmann y su esposa erna además proporcionaron a hitler la apertura de su hogar brindándole amistad, confianza, lealtad y calor de hogar junto a sus hijos e hija llamada henriette; y se convirtió en compañero constante y cercano amigo de Hitler. En su estudio, hoffmann retrató a hitler en unas 2.000 fotografías, muchas de ellas muestran el lado íntimo del estadista alemán. el negocio fotográfico de Hoffmann prosperó de tal modo que abrió casas en berlín, parís, viena y frankfurth.
sus fotografías fueron publicadas como estampas postales, cartas postales, posters, y libros de fotos. fue sugerencia de hoffmann que se recibieran regalías por cada foto de hitler, incluso en estampas, lo cual hizo de él y de hitler hombres muy ricos, aunque éste último ya era un hombre rico gracias a las regalías que recibía por mein kampf. hoffman fue asiduo visitante del berghof y su cámara captó escenas particulares de la vida social y privada de eva braun y hitler.
hoffmann nunca ocupó algún cargo político en el partido ni en el gobierno; sin embargo, tenía acceso sin limitaciones al círculo de hierro de hitler gozando de una cercana relación personal con el líder hasta 1944. fue retratista fotográfico de casi la mayoría de los jerarcas nazis del régimen. hoffmann aprovechó de medrar de las ganancias de las fotografías y estampas del estadista bajo los auspicios de la maquinaria propagandística del ministro joseph goebbels. en 1937, hitler nombró a hoffmann como director de la gran exposición alemana de arte.












4 comentarios:

  1. Me parece que Hitler se gano a pulso,,ser el hombre mas odiado del mundo y como no, creo que estaba loco, se le ve de inmediato.


    Un beso DRACO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya antes de acceder al poder, hitler tenía una posición económicamente holgada gracias a las regalías que le produjo la venta de su libro mein kampf y en vez de conformarse con ello, quiso más. fue el ejercicio del poder que le hizo creer que era un iluminado mesiánico que llevaría a alemania a la grandeza y lo único que consiguió fue un delirio que lo terminó destruyendo.
      un beso.

      Eliminar
  2. QUE INEDITO! Una pose más loca que la otra.
    Tienes razón Malque! Me da miedo de solo verlo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. creo que los oradores políticos actuales tienen muy presente a hitler y tratan por todos los medios de no parecerse en nada a él y mantienen un estilo mesurado sin perder la claridad y cierta fuerza en el mensaje.
      un beso.

      Eliminar

Y tú ¿qué opinas?