11 may. 2018

the life y amores de lady melbourne

fuente: daily mail

por: nick rennison para el daily mail

sexo, dinero en efectivo y la madre del primer ministro: a pesar de estar casada con un millonario, se decía que lady melbourne había sido vendida a un conde por £13,000 por uno de sus amantes - y ella se quedó con la mitad.

.en la década de los años 1770, se rumoreó que lady melbourne fue vendida al conde de egremont.

.a la edad de 17 años, ella se había casado con sir peniston lamb, más tarde lord melbourne.

.su hijo william llegó s convertirse en el primer primer minisro de la reina victoria.

un libro



lady m: the life and loves of elizabeth lamb

por: colin brown (amberley £20)

las madres de los primeros ministros británicos a menudo no venden sus favores sexuales por dinero en efectivo.

pero lady melbourne, cuyo hijo llegó a ser el joven favorito político de la reina victoria, fue una mujer inusual. en la década de los años de 1770, se rumoreó que uno de sus amantes la había vendido al conde de egremont por £13,000 y que ella se había quedado con la mitad del dinero.

¿quién sabe si los rumores fueron reales? pero, como este entretenido - si ocasionalmente desorganizado - libro muestra, lady melbourne fue un personaje fascinante.

el poeta byron la conoció cuando ella era una mujer mayor. a pesar de sus 37 años de diferencia entre sus edades, él pudo incluso haber tenido una aventura amorosa con ella. él la llamaba the best friend i ever had in my life and the cleverest of women. ("la mejor amiga que yo siempre he tenido en mi vida y la más lista de las mujeres.")

lady melbourne

ella fue la hija de un baronet de yorkhire y nació en 1751. a la edad de 17 años, ella se casó con sir peniston lamb, más tarde lord melbourne. el año anterior él había heredado £500,00 en efectivo y £500,000 en propiedades y tierras - el equivalente a alrededor de £125 millones de hoy.

ella se abocó a transformarse así misma en una anfitriona de sociedad y un poder entre bastidores en la política de la época.


en un año de matrimonio, ella salió embarazada. su esposo casi inmediatamente se embarcó en una aventura amorosa con sophia baddeley, una actriz y cantante.

tampoco era lady melbourne un modelo de deber de esposa: de los seis hijos que ella produjo, sólo uno era indudablemente de su esposo. en los círculos en los cuales ella se movía, ella no estaba sola en su infidelidad.

there was hardly a young married lady of fashion who did not think it almost a stain upon her reputation if she was not knows as having cuckolded her husband, ("difícilmente había una joven dama casada de moda que casi no pensó en una mancha sobre su reputación si ella no era conocida por haberle puesto los cuernos a su marido,") escribió un contemporáneo. the only doubt was who was to assist in the operation. ("la única duda era quien estaba para ayudar en la operación.")

lady worsley (1775/6), por joshua reynolds

a finales del siglo 18 no fue una época mojigata. los conocidos de lady melbourne incluyeron a la reconocida belleza lady worsley, cuyo marido una vez arregló para que el marqués de cholmondeley la viera desnuda. él quiso establecer una apuesta en cuanto a si ella era o no era the finest proportioned woman in europe. ("la mujer mejor proporcionada en europa.")

el mismo cholmondeley estaba acostumbrado a las apuestas salaces (lujuriosas). él una vez ofreció pagar a lord derby 500 guineas si él podía demostrar que él había hecho el amor a una mujer in a balloon one thousand yards above the earth. ("en una globo a mil yards de altura encima de la tierra")

el conde de egremont, amante de lady melbourne y padre de william lamb, primer ministro de la reina victoria.

el más duradero amante de lady melbourne fue el conde de egremont, un hombre que no sembró un puñado de avena salvaje (nota de draco: esto de "avena salvaje" -wild oats- puede ser figurativo ya que también puede traducirse como "excesos juveniles" lo que tiene más sentido leyendo el párrafo que sigue más abajo), sino campos enteros de ellos.

él tuvo al menos 15 amantes y un pequeño ejército de hijos ilegítimos, posiblemente tantos como 70. uno fue casi ciertamente el hijo de lady melbourne, william lamb, el futuro primer ministro, quien una vez reflexionó: who the devil can tell who's anybody's father? ("¿quién es el demonio que puede decir que es el padre de alguien?")

la más prestigiosa conquista de lady melbourne fue el príncipe regente, más tarde george iv. ella era 11 años mayor que él y él estaba, de acuerdo con su amiga la duquesa de devonshire, too fat and looks too much like a woman in men's clothes. ("demasiado gordo y se parece demasiado a una mujer en ropa de hombres.") la relación amorosa tuvo corta vida, pero produjo un niño, george. el príncipe se presentó como el padrino del niño.

ambos, lord y lady melbourne estuvieron presentes en la desastrosa boda de 1795 del príncipe regente con caroline de brunswick.

el reacio novio estaba tan borracho, que él tuvo que ser físicamente sostenido por dos amigos. él casi se cae mientras el arzobispo de canterbury desempeñaba el servicio. el príncipe había objetado tanto la apariencia de caroline como sus ideas de higiene personal.

de acuerdo con un observador, sus medias never well-washed or changed enough. ("nunca estuvieron bien lavadas o suficientemente cambiadas"). más tarde el príncipe se quejó que su esposa no había sido virgen. en un momento crucial durante su noche de bodas, ella había exclamado: ah, mon dieu, qu'il est gros! ("ah, dios mío, ¡qué grueso es!") y cómo ella debería saber esto, el príncipe quiso saber, without a previous means of comparison? ("¿sin un anterior medio de comparación?")


lady caroline lamb

los últimos años de lady melbourne estuvieron ensombrecidos por otra imprudente alianza. william se casó con una caroline ponsonby, que más tarde llegaría a ser notoria como lady caroline lamb. el novio tuvo un temprano ejemplo del gusto de su novia por el histrionismo en la ceremonia. ella empezó a llorar, montó en cólera con el anciano clérigo que estaba conduciendo el servicio y se desmayó. william tuvo que llevársela.

fue el comienzo de un matrimonio desde el infierno. lady caroline tomó amantes como su suegra tomaba, pero, a diferencia de la mujer mayor, ella era indiscreta. ella hizo terribles escenas en público. la crisis llegó cuando ella llegó a estar prendada de lord byron. el poeta estuvo bastante feliz de tomar parte de una breve relación amorosa, pero pronto deseó terminarla. caroline no lo hizo.

ella llegó a sus habitaciones anunciando que ella estaba yendo para fugarse y casarse con él. cuando el amigo de byron, john cam hobhouse le dijo que ella no podía, ella se apoderó de una espada y melodramáticamente proclamó que blood will be spent ("la sangre correrá.") ella más tarde envió rizos de su vello púbico a byron en el correo.

en un gran baile, ella rompió un vaso e intentó cortarse el brazo con él. no es difícil de sentir lástima por lady caroline quien bien puede haber estado sufriendo de alguna forma de enfermedad mental.

probablemente william no era el marido ideal, tampoco. ella dio a entender que él tenía curiosos gustos sexuales, habiendo una vez amused himself with instructing me in things i need never have heard or known. ("él mismo se divertía con instruirme en cosas que nunca he escuchado o sabido.") ella puede haberse estado refiriendo a su supuesta afición por la flagelación.

byron y lady melbourne unieron fuerzas para liberar a william de los abrazos no deseados de caroline.

caroline se convirtió en una paria social y murió a los 42 años después de años de excesivo consumo de alcohol y abuso de láudano.

el poeta fue lanzado en la dirección de la sobrina de lady melbourne, annabella milbanke, pero su matrimonio también fue un desastre.

lady melbourne murió en 1818. ella no supo que su hijo favorito william se convirtió en primer ministro y dio el nombre de la familia a una ciudad en australia.

http://www.dailymail.co.uk/home/books/article-5609621/Sex-cash-PMs-mother-life-Lady-Melbourne.html

4 comentarios:

  1. Jajaja, qué bien se lo pasaban en aquellos tiempos... :)

    Me ha encantado, estas historias me fascinan. Cuánto me gustaría haber vivido en aquellos tiempos, tenían que ser muy divertidos.

    Muchos besos, Draco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. creo que como en esos tiempos no había ni cine, ni radio, ni televisión, la diversión la creaban ellos, reservándose el papel protagónico para sí mismos.

      muchos besos también para ti.

      Eliminar
  2. Amena la historia. De estas damas hay unas cuantas, y me confundí con la duquesa de Devonshire que también tuvo sus aventurillas, aunque un poco más desdichada la pobre.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la falta de discreción en sus comportamientos sexuales fue lo que hizo que algunas damas (y también algunos caballeros -como el marqués de sade, lord byron, etc-.) trascendieran en la historia y llegaran a ser muy conocidas.

      saludos.

      Eliminar

Y tú ¿qué opinas?