3 abr. 2012

jump a second antes de caer al abismo.

escapando de la muerte.

en nordland (leirfjord, 700 kilómetros al norte de oslo) , noruega, un chofer de un camión grúa salva milagrosamente de morir al saltar en el momento preciso cuando el camión que remolcaba cayó al abismo.



más bien el chofer de origen letón que iba en el camión remolcado sufrió fracturas en el tórax y en los brazos.

10 comentarios:

  1. QUE HORRIBLEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. nunca mejor dicho. un beso.

      Eliminar
  2. Tenía entendido que en los vehículos que son remolcados no puede ir nadie. De todos modos, aunque el conductor del camión fuese en la grúa, seguro que tampoco se libraba...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en esos parajes el hielo es muy traicionero y tal vez se tuvo la necesidad de que hubiera un chofer en el camión remolcado para darle mayor estabilidad y seguridad. es un trabajo muy difícil en esas condiciones. besos.

      Eliminar
  3. Buff, realmenteo por los pelos. ¿Es cierto que había un conductor en el camión, y que sobrevivió?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, eso es cierto. tan sólo sufrió un gran susto y fracturas en el tórax y en los brazos cuando fue rescatado de las heladas aguas al desbarrancar desde unos 15 mts de altura. saludos.

      Eliminar
  4. Siiiii!!! lo vi y s me erizaron los pelos del susto. No le tocaba je.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no, no le tocaba. supongo que el hecho de tener el cinturón de seguridad puesto y de que la estructura de la cabina del camión sea fuerte, haya hecho el milagro de su supervivencia. un beso.

      Eliminar
  5. Hoy por la mañana lo vi en la tele, no podía creer que se hubieran salvado, como dice la Malque, no le tocaba, hay otros que se mueren por caerse de una silla. En fin...
    Un abrazo a ambos.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, así es, la muerte tiene muchas veces unas preferencias muy inquietantes. un abrazo.

      Eliminar

Y tú ¿qué opinas?