3 may. 2012

"i love you, gary" decía el loro en su home, but su name was chris

delatada por la mascota.

de un tiempo a esta parte, cada vez que el joven británico chris taylor llamaba a su piso, a suzy, su pareja, escuchaba a su muy querida mascota, un loro africano de nombre ziggy, repetir infinidad de veces: "te amo, gary" a través del celular.
al principio lo encontró curioso, pero luego empezó a sospechar que su pareja suzy collins le podría estar siendo infiel con algún tal gary.
la verdad era que gary visitaba a suzy, y al ser el loro testigo involuntario de tal situación se aprendió de memoria dicha frase, es decir, el "te amo, gary".
suzy terminó confesando a chris que le era infiel con gary, un compañero de trabajo, desde hacía meses.
chris determinó dejar a suzy y deshacerse también de su muy amada mascota.
"se me rompió el corazón cuando tuve que abandonar a mi mascota, pero no podía soportar que siguiera repitiendo aquel nombre." -explicó chris.
el loro encontró un nuevo hogar a través de un comerciante local de aves exóticas."
"estoy sorprendida de escuchar que se deshizo de ese pájaro. pasó más tiempo hablando con él que conmigo en todos estos años de relación." -declaró suzy collins ya como ex pareja.

10 comentarios:

  1. jajajajaja qué buena idea para los desconfiados! Tener un lorito de esos!!!!!
    Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ni lo digas, que después muchos loros terminarían desapareciendo muy misteriosamente, je. un beso.

      Eliminar
  2. ajjajaja muy buena historia

    un beso!

    ResponderEliminar
  3. jaaaaaaajajjaa vamos, que a mí me hace eso el loro, y al día siguiente invito a mi pareja a una cena de desagravio.. primer plato: loro a las finas hierbas

    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡pobre loro! él tan sólo repite lo que oye, jajajajaja, besos

      Eliminar
  4. Pobre loro, qué culpa tenía.


    Besos DRACO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ninguna. en todo caso, a su dueño le faltó paciencia para enseñarle nuevas frases y hacerle olvidar la fatal: "i love you, gary"
      besos.

      Eliminar
  5. ninguna culpa, tan solo sigo una tradición local que consiste en cargarse al mensajero. Correctamente desarrollada, esta tradición desemboca en una ausencia total de malas noticias, ya que nadie se atreve a darlas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la culpa del loro no es en todo caso por ser el mensajero, sino, por repetirlo hasta el cansancio. a su dueño le habrá sabido a toda una tortura china el escucharlo sin parar. un beso.

      Eliminar

Y tú ¿qué opinas?