2 jul. 2012

el ajedrez judío y el ajedrez ario. (attributed supuestamente to the then world chess champion a. alekhine)

antes que nada, deseo afirmar que tanto carina como yo, no simpatizamos ni avalamos el espíritu de la ideología nazi con que están impregnados estos artículos aparecidos en su momento en el año 1941 y que el único interés que tengo al mostrarlos es porque pertenece a la historia mundial del ajedrez.

a principios de la década del noventa la revista española de ajedrez "jaque" publicó íntegramente y por primera vez en versión castellana, los artículos aparecidos bajo el título "el ajedrez judío y el ajedrez ario" publicados originalmente en el "pariser zeitung" en parís, francia, en marzo de 1941 bajo la supuesta firma del entonces campeón mundial de ajedrez dr. alexander alekhine.


la publicación de estos artículos, y el no haber podido desmentir en su debido momento su autoría -por los motivos que fuesen, válidos o no-, le pasó a la larga, una gran factura imposible de pagar a alekhine.


aquí una breve relación de los hechos:


al declararse la guerra entre francia y alemania, alekhine pasa al servicio activo del ejército francés y sirve como traductor (pues el dominaba muy bien los idiomas ruso, francés, alemán, inglés e italiano); y una vez invadido el país que le otorgó la nacionalidad pues, él era ruso de nacimiento, comete el grandísimo error de participar en los torneos de ajedrez que los nazis organizaron tanto en alemania como en los países ocupados por ellos como lo fueron polonia, austria y checoeslovaquia.
su participación en estos torneos duró entre 1941 y 1943 con cierto éxito.
en 1943 estuvo hospitalizado en un nosocomio de praga por enfermar de escarlatina y al darse los primeros grandes reveses militares de alemania aprovecha la situación para dirigirse a españa donde participó en algunos torneos alternando con jugadores de muy inferior categoría y ofreciendo a la vez innumerables sesiones de simultáneas donde perdía adrede de vez en cuando con algún "influyente" de la localidad, -como bien lo señaló el investigador ajedrecístico pablo morán en su libro titulado "agonía de un genio"-, y así obtener algunos favores para poder sobrevivir.
empobrecido, alcoholizado, enfermo de cirrosis hepática y, debido justamente por todo lo anterior,  la calidad de su estilo de juego empezó a declinar y parte de españa en 1945 supuestamente porque el gobierno de franco empieza a entregar a los criminales de guerra, llegándose a instalar en portugal donde muere, en circunstancias consideradas un tanto confusas hasta el día de hoy, -se dice que murió atragantado al comer salmón o que fue asesinado por un comando de la resistencia francesa en plena calle- cuando se le encontró oficialmente muerto en su habitación de un hotel en estoril en marzo de 1946 donde malvivía esperanzado en pactar un encuentro por el título mundial con el soviético mijaíl botvínnik, entristecido por ser rechazada su participación para el torneo de londres debido a la presión de la federación de ajedrez de los estados unidos que ejerció a su vez tanto sobre los organizadores del torneo como a los demás participantes para acusarlo de "pro-nazi" debido justamente a estos artículos, y temeroso tal vez, de ser extraditado a francia, donde casi con toda seguridad se le juzgaría como criminal de guerra, tanto por su permanencia en alemania y los países ocupados durante la 2da guerra mundial, así como por su estrecha relación con el entonces gobernador de polonia, el sanguinario general hans frank.


luego de su muerte y al quedar vacante su título de campeón mundial de ajedrez, se sucedieron en su trono varios campeones de naturaleza un tanto grises como botvínnik, smyslov, tahl, petrosian y spassky esperándose recién a partir del año 1972 para ver llegar a bobby fischer, karpov y kaspárov, jugadores de una real categoría para ser considerados como verdaderos campeones del mundo de ajedrez.


este tema va a originar dos post más con los cuales habrá una estrecha relación; en uno irán los comentarios de sus colegas y gente relacionada al ajedrez debido justamente por estos artículos y en el último la carta de alekhine donde niega enfáticamente ser el autor de estos escritos.


a continuación, los artículos publicados bajo el título "el ajedrez judío y el ajedrez ario":


diario "pariser zeitung" días 21, 22, 23 de marzo de 1941.
(el "pariser zeitung fue un periódico editado en parís, francia en lengua alemana durante la ocupación alemana en la segunda guerra mundial ).

un estudio psicológico que se fundamenta en la experiencia de las luchas sobre el tablero y confirma la carencia judía de valor y personalidad.
el campeón del mundo de ajedrez, dr. alekhine ha regresado recientemente de los países bajos después de haber obtenido un gran duelo con el dr. euwe, de amsterdam. alekhine nació en rusia y trasladó luego su residencia a parís, no sólo para medir sus fuerzas con todos los grandes maestros, sino también con el ánimo de estudiar el juego de éstos, sus cualidades humanas y su fuerza creativa.
le ha sorprendido encontrar en sus oponentes judíos una carencia total de valor y personalidad. en estos artículos, así como en otros escritos para el "deutsche zeitung in den niederlanden", se ocupa alekhine de las características del arte ajedrecístico ario.

1ra parte. 21 de marzo de 1941.

el ajedrez judío y el ajedrez ario.

¿se puede esperar que después de la muerte de lasker -el segundo y muy probablemente el último campeón mundial de ajedrez de origen judío -encuentre al fin el ajedrez ario su camino, después de haberse extraviado por influencia del pensamiento defensivo judío?
permítaseme decir que no es posible aún ser optimista al respecto. lasker ha hecho escuela y ha dejado detrás de sí algunos epígonos que aún pueden dañar el pensamiento ajedrecístico.
la gran culpa de lasker como líder del ajedrez mundial (sobre él como persona y como "filósofo" no tengo nada que decir, ni quiero hacerlo) tiene múltiples aspectos. después de ganar a steinitz, 30 años más viejo que él, gracias a su destreza táctica (es significativo que ambos, habilidosos tácticos, hayan logrado hacer creer a la comunidad ajedrecística que eran consumados estrategas y descubridores de ideas nuevas), no se preocupó ni por un instante en proporcionar al mundo del ajedrez un concepto creativo personal: se limitó, en este campo, a una serie de conferencias dictadas en liverpool y editadas más tarde como libro bajo el título "el sentido común en ajedrez".

lasker, plagiador del gran morphy.

en estas conferencias lasker plagió al gran morphy, en particular las ideas de éste sobre lucha y valentía y sobre la agresividad como un valor en sí misma. para el gran maestro lasker la idea de agresividad era algo totalmente ajeno, casi cómico, y en este aspecto puede considerársele un natural continuador de steinitz, el más grotesco personaje de la historia del ajedrez.
¿cómo es en realidad el ajedrez judío? ¿cuál es el concepto judío del ajedrez? estas preguntas no es difícil de contestar:
1) ganancia de material a toda costa.
2) oportunismo. el especial oportunismo del que ve un peligro en cada mínima sombra, y en consecuencia desarrolla la idea -si puede llamársela así- de la defensa a ultranza.
con esta "idea", que en su forma de lucha se identifica casi con el suicidio, ha cavado el ajedrez judío la fosa de sus propias posibilidades de futuro.
con una defensa a ultranza se puede ocasionalmente no perder (¿cuántas veces?), pero ¿cómo ganar? existe una respuesta: esperar el error del adversario. pero ¿qué hacer cuando ese error no se produce? en ese caso sólo le quedará al "defensor a ultranza" el argumento de reclamar que su juego ha sido "impecable".
 no es fácil responder a la pregunta de cómo se ha formado esa escuela de pensamiento defensivo. en europa existió un período intermedio entre las batallas, plenas de fuego y espíritu, libradas por la bourdonnais y mac donnell y la aparición de anderssen y morphy. este período crepuscular del ajedrez tiene su punto culminante en el encuentro staunton/saint amant, finalizado con la victoria del primero. con este triunfo staunton se ganó un puesto de privilegio en la historia del ajedrez del siglo xix.
mientras escribo este artículo tengo ante mis ojos un libro de staunton que relata las vicisitudes del primer torneo internacional de ajedrez, el que se jugó en londres en 1851 y que fue ganado por el genial maestro adolf anderssen. el "teórico" staunton presentó el resultado de esta prueba y su derrota ante anderssen como un hecho casual, motivado por razones de salud, sobrecarga de trabajo organizativo, etc, etc. la clásica y conocida orquesta de disculpas.
nosotros, en cambio, podemos afirmar que este torneo significó la victoria de nuestro agresivo ajedrez frente a la concepción anglo-judía; en la primera ronda anderssen destrozó al judío polaco kieseritzky. la derrota de staunton frente a anderssen tuvo un alcance muy superior al que es propio de un enfrentamiento decisivo entre dos maestros; realmente significó la derrota del pensamiento defensivo anglo-judío frente a la idea de agresividad germano-europea.

el drama del ajedrez europeo.

poco después de la victoria de anderssen llegó a europa el drama con paul morphy, el genio de new orleans. esta circunstancia no hubiera debido ser negativa, pues el ajedrez de morphy era ajedrez en el verdadero sentido de la palabra. si tuvo malas consecuencias fue por las siguientes razones:
a) en primer lugar, morphy se volvió loco poco después de sus fulgurantes victorias, y desapareció para el mundo del ajedrez.
b) en segundo lugar, dejó "tocado" a anderssen, quien no tuvo tiempo de recuperarse y perdió el cetro del ajedrez en 1866 frente al judío steinitz. antes de poder contestar a la pregunta de quién era realmente steinitz y cómo pudo jugar un papel tan decisivo, debemos formularnos la cuestión del carácter profesional del ajedrez.
en todo arte -y el ajedrez es, independientemente de su carácter de lucha, un arte creativo- existen dos clases de profesionales:
a) aquellos que ofrendan todas las demás actividades que pueden servir como medio de vida en aras de su inclinación o afición, a la que se dedican apasionadamente.
esta actitud no puede ser reprochada, ya que busca el pan a través del jercicio de la propia vocación y proporciona a sus semejantes gozos estéticos y espirituales.
b) el profesional tipo "judío oriental". en el campo del ajedrez, steinitz, un judío nacido en praga, fue el primero de esta clase y muy pronto formó escuela.
¿son los judíos una raza dotada para el ajedrez? después de 30 años de experiencia ajedrecística voy a contestar a esta pregunta del siguiente modo: sí, los judíos están sumamente dotados para el pensamiento ajedrecístico y para aprovechar las posibilidades prácticas que surgen de él. pero hasta hoy no ha habido un sólo judío que fuese un verdadero artista; por el contrario, quiero nombrar a los siguientes representantes del ajedrez ario: philidor, la bourdonnais, anderssen, morphy, chigorin, pillsbury, marshall, capablanca, bogoljubov, euwe, eliskases y keres, por citar sólo a algunos de los mejores. en el mismo período histórico en que vivieron estos maestros la "cosecha" judía resulta, en cambio, últimamente escasa. exceptuando a steinitz y a lasker, son en cierto modo destacables, durante el dominio del segundo de los nombrados (1900-1921) tres maestros judíos: janowsky, schlechter y rubinstein.

partidas brillantes contra oponentes débiles.

janowsky, judío polaco residente en parís, fue el representante más típico de su grupo. logró encontrar, en la capital francesa, a un mecenas: el "artista" holandés leo nardus, del que no se soltó durante 25 años. alguien mostró a ese nardus algunas partidas con sacrificios jugadas por morphy en américa; a partir de ese momento se convirtió en adorador de morphy y comenzó a exigir a su protegido janowsky partidas "hermosas" como aquellas. janowsky se vio así obligado a jugar "nolens volens", partidas brillantes; pero como se demostraría pronto, sólo contra rivales flojos. contra verdaderos maestros su estilo era tan secamente materialista, hablando en términos ajedrecísticos, como el del 99% de sus compañeros de raza. no llegó a ser nunca un verdadero rival para lasker, que le derrotó en varios matches; una de las típicas cualidades del "talento" de lasker fue la de eludir a los rivales peligrosos y jugar con ellos sólo cuando debido a la edad, a alguna enfermedad o a que se encontraban en baja forma, ya no eran peligrosos para él. se podrían mencionar gran número de ejemplos de esta táctica; su evasiva a enfrentarse con pillsbury, maroczy o tarrasch, la aceptación del desafío de este último en 1908, cuando ya no era aspirante al título, etc.
el caso de schlechter es interesante; un jugador sin ansias de victoria, sin ambición, que siempre estaba dispuesto a conceder el empate, fue descrito por lasker como "el hombre sin estilo". y la prueba más concluyente de los efectos negativos del predominio mundial laskeriano es el ver que esa máquina de ajedrez, sin temperamento ni estilo, logró en el período 1900-1910 los más grandes éxitos en los torneos.
el tercero de los competidores judíos de lasker fue el maestro akiba rubinstein. ortodoxo extremista, educado en el odio a los extranjeros, estaba obsesionado por ello desde el comienzo de su carrera. su aproximación al ajedrez está signada por una especie de misión; de este modo, empezó de joven a estudiar ajedrez con el mismo afán que, cuando era niño, intentaba aprenderse el talmud. y esto sucedía en un período de decadencia del ajedrez, en el que la escuela vienesa (cuyo secreto no radicaba en las victorias sino en el no perder) fundada por el judío max weiss y propagada por el trío schlechter-kaufmann-fähndrich, dominaba la escena ajedrecística mundial.
no es de extrañar que rubinstein, que en ese período se encontraba mejor preparado en aperturas que sus rivales de torneo, obtuviese impresionantes victorias casi inmediatamente después de hacer su debut en los torneos internacionales. su éxito más significativo lo obtuvo al compartir el primer puesto en san petersburgo, un torneo memorable que yo presencié cuando tenía 16 años (1909), éste sería el cenit de su carrera. a partir de ese momento comenzó el ocaso de rubinstein, primero lentamente y más tarde de forma cada vez más clara. cuando estudiaba sin desmayo obtenía como recompensa éxitos incomparables, pero se podía notar que ese esfuerzo era demasiado para un cerebro muy dotado para el ajedrez, pero mediocre. cuando llegué a berlín, tras cuatro años de experiencia soviética, encontré en rubinstein sólo la mitad de un gran maestro y la cuarta parte de un hombre. su estado mental se aproximaba cada vez más a la demencia, unas veces delirando con grandes ilusiones y otras lleno de pensamientos paranoicos.

educado en el odio contra el extranjero ("goim").

quiero que sirva como ejemplo la siguiente anécdota: al final de ese mismo año (1921) se organizó un pequeño torneo, producto de los esfuerzos de bogoljubow, con la participación de rubinstein. al concluir cada ronda se analizaban las partidas, como es costumbre; en una de esas ocasiones le formulé a rubinstein -yo era director del torneo- la siguiente pregunta: "¿por qué ha hecho este movimiento de apertura? no es tan bueno como otro con el cual obtuve éxito contra bogoljubow hace unos meses y que recuerdo haber analizado con usted después de la partida". "sí, -contestó rubinstein-; pero ése es el movimiento de un extranjero."
en aquel período su ajedrez apenas mostró aspectos destacados. en los últimos diez años de actividad (1920-1930) jugó algunas buenas partidas y consiguió algunos éxitos, pero su paranoia era cada vez más evidente. en los últimos dos o tres años acostumbraba a dejar su asiento cada vez que realizaba su jugada; se sentaba en cualquier lado, en una esquina de la sala del torneo, y no volvía al tablero hasta que su contrario había realizado su movimiento. como el mismo explicaría, esto lo hacía "para no tener que someterme a la influencia maléfica del yo del contrario". actualmente rubinstein se encuentra en bélgica, alejado para siempre del ajedrez.
el judío de riga aarón nimzovitch coincidió poco con el período de esplendor de lasker; más bien pertenece al de capablanca. su interpretación del ajedrez, instintivamente antiaria, estaba influida de manera notoria (sin su conocimiento y contra su voluntad) por el pensamiento agresivo de los rus-eslavos (¡chigorin!); y digo sin su conocimiento porque él nos odiaba, tanto a nosotros los rusos como a los eslavos en general. nunca olvidaré el pequeño diálogo que mantuvimos al finalizar el torneo de nueva york de 1927; nimzovitch quedó por detrás de mí en el torneo y perdió contra el gran maestro yugoslavo prof. vidmar. enfadado por ello, no intentó, sin embargo, atacarnos directamente: pero una tarde sacó en una conversación el tema soviético y, dirigiéndose a mí, espetó: "quien habla de eslavos habla de esclavos". yo le respondí: "quien habla de judíos, en cambio, no necesita añadir nada más."
en determinados círculos nimzovitch adquirió prestigio como "profundo teórico", básicamente por dos libros a los que puso por título "mi sistema" y "la práctica de mi sistema". con profundo asombro, me di cuenta de que todo el "sistema de nimzovitch", además de no ser original, se badaba en conceptos equivocados. así pues, nimzovitch comete no sólo el fallo de querer llegar a un final sintético a partir de un comienzo analítico, sino que va aún más allá en su error: basa sus análisis tan sólo en sus experiencias prácticas, y presenta los resultados de ese análisis como la última verdad sintética del mundo ajedrecístico. naturalmente que en las enseñanzas de nimzovitch había algo de verdad: pero esa verdad no procedía de él sino de otros maestros, tantos antiguos como contemporáneos, que fuero plagiados, intencionadamente o no. correcta es, por ejemplo, la idea de lucha por el centro, un concepto de morphy que fue ilustrado por los grandes triunfos de chigorin y por las partidas de pillsbury y charousek; y también son correctas sus "verdades de M. de la palise", como que es muy conveniente ocupar la séptima línea o que es mejor poder explotar dos debilidades enemigas que sólo una. con boberías por el estilo consiguió hacerse nimzovitch un nombre en la literatura ajedrecística, especialmente en inglaterra y nueva york (no en américa, pues la ciudad judía de nueva york, gracias a dios, no es lo mismo que américa.
junto a estas pocas verdades hay en sus libros muchas cosas falsas, necesaria consecuencia de su actitud ante el ajedrez. todo lo que es a medias original huele a fracaso; por ejemplo:
1) su idea de "profilaxis" no es sino una formulación nueva de la antigua idea de steinitz y lasker de esperar a que el contrario cometa un fallo.
2)la idea de "sobreprotección" (la prematura defensa supone puntos débiles) es una idea puramente judía, la de prevenir el ánimo agresivo; o sea, miedo a la lucha, dudas acerca de la propia fuerza espiritual -realmente un triste cuadro de la autodestrucción intelectual. con esta triste reducción del ajedrez se fue nimzovitch a la tumba, dejando pocos seguidores y menos amigos aún (excepto algunos compañeros de raza) detrás de sí.
richard reti tuvo un indudable mérito: el de haber llevado al absurdo los pensamientos de sobreprotección de nimzovitch. aplicó la teoría de los puntos débiles incluso en la apertura; creía que se debía desarrollar los alfiles por los flancos, estrategia que el gran maestro alemán richard teichmann -dueño de una sensibilidad ajedrecística muy delicada y a la vez poco corriente- ya había bautizado como "teoría del doble agujero".
cada vez se ha ido haciendo más notoria la impopularidad de los pensamientos ajedrecísticos puramente destructivos de los judíos (steinitz, lasker, rubinstein, nimzovitch, reti), que durante medio siglo han impedido el lógico desarrollo de la dimensión artística del ajedrez.

2da parte. 22 de marzo de 1941.

a nuestro artículo "ajedrez judío y ajedrez ario" sigue hoy otro trabajo del campeón mundial de ajedrez, dr. alekhine, en el que este genial jugador de ataque analiza, en primer lugar, la nueva savia del ajedrez judío, las excepciones que confirman la regla y, por último, los méritos del ajedrez ario.

la idea aria del ataque.

botvinnik, el jugador judío de ataque, y capablanca, que se consagró a las ideas defensivas, son excepciones a la regla.

al igual que nimzovitch con su "sistema", richard reti encontró la aprobación de la mayoría de los pseudointelectuales anglo judíos con su trabajo "las nuevas ideas en ajedrez; entre esta gente influyó de manera notable un absurdo slogan formulado por reti: "a nosotros los jóvenes (¡él tenía entonces 34 años!) no nos interesan las reglas sino sus excepciones". si esta frase tiene algún sentido, pretende decir lo siguiente: "nosotros (en concreto: yo) conocemos las reglas que fundamentan el ajedrez, y seguir desarrollándolas ha de ser, desde ahora, el deber de la reducida comunidad ajedrecística. yo, sin embargo, el gran maestro, me dedicaré a un delicado trabajo de filigrana y explicaré al maravilloso mundo ajedrecista las excepciones, brillantemente explicadas y con toda claridad". este "bluff" gratuito, esta descarada autopropaganda, fue tragada sin rechistar por la comunidad ajedrecística, envenenada por los periodistas judíos y por los amigos de los judíos: "¡viva reti! ¡viva el ajedrez hipermoderno y neorromántico!".

ya, antes que reti, había muerto la idea del "doble agujero".

reti murió pronto, a los 40 años; pero ya antes había muerto su idea del "doble agujero". los actuales representantes de la sabiduria ajedrecística judía no le han seguido; más bien prefieren imitar antiguos modelos (steinitz, rubinstein). así, salomón flohr es, en sentido ajedrecístico, producto de una mezcla entre los cobardes pensamientos defensivos de steinitz y las creencias "religiosas" en el estudio de las aperturas y los finales de rubinstein. con la diferencia de que su salud, tanto física como espiritual (al contrario que rubinstein) es magnífica, y de ahí que se pueda mantener en forma todavía por algún tiempo.
reuben fine, un judío de nueva york (aunque procede de los judíos del este) es sin duda más inteligente que flohr. educado en una escuela comunista -en vez de en una comunidad judía- se encuentra cómodo bajo la influencia ajedrecística (aunque quizá no bajo la política) de las ideas que predominan en la rusia de hoy por eso es más agresivo que el resto de los maestros judíos, tanto en su manera de ser como en su forma de jugar al ajedrez. sin embargo, su concepción del juego es puramente tradicional; no arriesga nada. pero busca aplicar esta vieja política a través de caminos relativamente nuevos, y nunca a través de jugadas de espera o con tácticas defensivas. se dedica a mejorar el estudio de líneas secundarias en las aperturas; por ejemplo: para mejorar sus posibilidades prácticas emprendió la tarea de modernizar el antiguo manual inglés de griffith y white, a consecuencia del cual tuvo que estudiar miles y miles de variantes. con estos amplios conocimientos de la moderna teoría logró alcanzar un éxito parcial en el torneo avro de 1938, en medio de la sorpresa general; éxito, por otra parte, que jamás se volverá a repetir.

¡pobre ajedrez americano!

aún faltan por mencionar dos de los actuales maestros judíos: reshevsky y botvinnik. el "niño prodigio" (ha habido tantos niños prodigios de esta raza en tantas ramas de la ciencia que ¿por qué no iba a haber un "niño prodigio" ajedrecista alguna vez?) samuel reshevsky fue sistemáticamente explotado desde los cinco años por los dirigentes judíos. había suficientes oportunidades para ganar dinero en este período (1919-1922) en los países democráticos, eufóricos por la victoria de la guerra; por ello, no es de extrañar que rehevsky, que tiene ahora aproximadamente 30 años, se "americanizase" y llegara a ganar el campeonato ee.uu.; dispuso así de bienes que le permitierondedicarse al ajedrez, al que todo debía, como "amateur". para sorpresa de todos, cuando volvió a europa, ya adulto, se había transformado en arquetipo de la peor clase de profesionales del ajedrez, y utilizaba los peores trucos. si reshevsky es, como se ha informado, la imagen del actual ajedrez americano, sólo se puede decir: ¡pobre ajedrez americano!
el gran maestro soviético mijail botvinnik tiene que agradecer, en gran medida, el desarrollo de su estilo a la escuela ajedrecística de los jóvenes rusos, al igual que su colega de raza el americano reuben fine. instintivamentepredispuesto a jugar un ajedrez signado por la idea de "seguridad ante todo", lentamente ha ido transformándose en un gran maestroque sabe hacer un buen uso de sus armas de ataque. el modo en que lo hace es significativo: se trata de emplear el ataque, e incluso los sacrificios, como forma -por muy paradójico que parezca- de alcanzar la máxima seguridad. botvinnik ha logrado sus éxitos no a través de la exactitud de sus conocimientos sino a través de un extraordinario y diligente estudio de:
1) las nuevas posibilidades de la apertura.
2) la técnica de ataque y sacrificios de los antiguos maestros.
por estas vías, botvinnik ha cambiado su estilo originario y ha imprimido a éste el sello de una gran variedad. de lo que no cabe duda es de que hoy es un jugador fuerte, muy fuerte incluso. de lo contrario no le hubiera sido posible siquiera pensar en ganar cinco o seis veces consecutivas el campeonato de rusia, teniendo en cuenta el alto grado de desarrollo del ajedrez en ese país actualmente. su retahíla de convincentes triunfos sólo puede compararse con la del maestro alemán erich eliskases, que en los últimos años ha obtenido, tanto en su país como en el extranjero, grandes victorias. a pesar de ello, la mayoría de las partidas de botvinnik producen una impresión de aridez, como si carecieran de alma. esto se puede explicar fácilmente, pues en ninguna de las artes una copia idéntica produce las mismas sensaciones que el original. el arte de botvinnik, en lo que se refiere al ataque, es sólo una excelente copia de los antiguos maestros; en todo caso, puede ser considerado, en cierto modo, como una excepción respecto a todos los precedentes.

el fenómeno ajedrecístico capablanca.

extremadamente instructivo es el caso del ex campeón mundial capablanca. considerado una especie de niño prodigio en su ciudad natal, la habana (ganó el campeonato de cuba a los 12 años), admirado como un fogoso jugador de ataque al comienzo de su carrera, capablanca se había convertido no sólo en el ídolo del mundo ajedrecístico latino (que prácticamente no existía, de hecho, desde hacía mucho tiempo) sino también en el de toda la afición mundial. cuando fue enviado, no demasiado joven, desde cuba a la universidad de columbia, en nueva york, se familiarizó en la capital judía de los métodos de trabajo del ajedrez yanqui, suprimiendo su gran talento táctico. se obligó a sí mismo, a partir de sus 18 años, a considerar el ajedrez no como un fin en sí mismo sino como un medio de lucro, lo que le llevó a desarrollar hasta sus últimas consecuencias el principio judío de "seguridad ante todo". sin embargo, era tan grande el talento natural de capablanca que fue capaz, durante cierto tiempo, de ser considerado un "artista de la defensa", y era tan inteligente que intentó justificar a medias el principio negativo del ajedrez defensivo en varios escritos con concepciones pseudo estratégicas. en todo caso, ocasionalmente aparecían pasajeros destellos de su espíritu fogoso en sus partidas, quizá como una reacción involuntaria de su reprimido temperamento ajedrecístico. hoy en día estos destellos son cada vez más escasos; así sucedió que ambos, el judío botvinnik y el latino capablanca, se encontraron al fin en el mismo camino espiritual, o mejor dicho, en el mismo extravío. para nuestro arte, y para nuestra lucha contra los pensamientos defensivos en el ajedrez, es sin duda útil este doble ejemplo, pues son las excepciones las que confirman las reglas.
¿excepciones? es verdad que hay verdaderas excepciones, pero también, por desgracia, se dan falsas excepciones; artistas en apariencia, que utilizan la idea de ataque para satisfacción de sus ansias personales de ganar dinero. los típicos representantes de esta actitud son el judío vienés rudolf spielmann, ahora residente en estocolmo, y el judío de leipzig jacques mieses, radicado en londres. spielmann que poseía sin duda una predisposición al ajedrez táctico, se convenció, a comienzos de su carrera, que su ajedrez sería mejor pagado por el gran público si lograba crearse un nombre como "jugador de brillantes sacrificios". y al igual que fine y botvinnik, que habían estudiado con un cuarto de siglo de retraso las aperturas y las leyes del juego de ataque, spielmann se ocupó de desarrollar la técnica del juego de sacrificios, que es mucho más sencilla. hay que reconocer que, después de largos años de práctica, le fue posible alcanzar algunos éxitos en el camino escogido; hace aproximadamente tres años llegó tan lejos como para publicar un librito con el título seductor de "el arte del sacrificio", en el cual se analizaban todas las formas que en el ajedrez adopta la entrega de material, incluso el tipo denominado por los verdaderos ajedrecistas como "sacrificio intuitivo" o posicional.
tan lejos como spielmann llegó en el terreno de los sacrificios, el maestro y periodista mieses, que hace años inundó gran parte de la prensa alemana con sus "resultados brillantes" en el mismo terreno; una prueba convincente de esta táctica la tenemos en la revista "chess", editada en birmingham por el judío baruch wood, donde mieses publicó, como la mejor partida de su carrera ajedrecística, su victoria contra von bardeleben, que recibió un premio de belleza en barmen 1905.
hasta aquí he hablado mucho del concepto judío de defensa y sólo un poco de los pensamientos agresivos arios. es necesario hablar más claramente de estos últimos; como introducción, es importante hacer memoria y recordar las diferentes concepciones que existen sobre el ajedrez. hacia los años 30 y 40 del siglo pasado surgió, con el brillo meteórico de charles mahé de la bourdonnis, un estilo definido; por entonces era considerado el mejor jugador del mundo -tal vez con razón- howard staunton, un maestro británico. el ajedrez de staunton, por desgracia, ejerció una notable influencia en sus contemporáneos: era tan soso, aburrido y falto de ideas que el genial edgar allan poe arremetió contra el arte ajedrecístico en su relato "el doble asesinato de la calle morgue". al principio de su famoso cuento poe escribió, sin razón alguna: "un cálculo de este tipo no debe ser identificado con el análisis. por ejemplo: el jugador de ajedrez puede calcular muy bien sin necesidad de analizar; esto ha llevado a una sobreestimación del ajedrez y, sin pretender escribir una sola línea sobre este tema específico, deseo sin embargo hacer un par de precisiones como prólogo al siguiente e inusual relato: sostengo que la mayor dicha del hombre, que es el trabajo espiritual, se desarrolla mejor con el modesto juego de damas que con las artificiales dificultades del ajedrez. en este último las diferencias y particularidades del movimiento de las figuras suelen considerarse expresión de su profundidad, perdiendo así de vista que en el ajedrez el factor atención juega un papel de gran importancia. si se deja, en este juego, de prestar atención así sea por un instante, sobreviene inevitablemente un fallo que suele ser decisivo. en nueve de cada diez oportunidades el ganador, en el ajedrez, no es el que juega mejor sino el que es capaz de sostener de manera más firme la atención. en el juego de damas, donde el movimiento de las piezas es mucho más sencillo, los fallos por descuido son mucho más infrecuentes."
y sigue poe: "frecuentemente se cita a hombres de estado de extraordinaria inteligencia que prefieren el juego de naipes llamado whist al ajedrez. de hecho, no hay ningún otro juego que estimule más la riqueza espiritual analítica que el whist; el mejor jugador de ajedrez de la cristiandad no sería más que eso, el mejor jugador de ajedrez; por el contrario, la superioridad en el whist puede reflejarse en todos los campos en los que el espíritu debe enfrentarse al espíritu."

el mate, concepto definitivo.

suficiente; esta cita demuestra que el genial autor de "el cuervo", el atrayente escritor que concibió "eureka" y " conversación entre monos y una" o bien está equivocado o bien, por razones que desconocemos, presentó a sus lectores conclusiones falsas. no se puede comparar el ajedrez con ningún otro juego de mesa debido a una diferencia fundamental, que no denigra a los otros pero que los colocaen su correspondiente lugar: esta diferencia consiste en que, al contrario que en todo otro juego, en los que se persigue la ganancia de material o la conquista de espacio, el ajedrez se vincula estrechamente al concepto de jaque-mate.
al principio de la lucha ajedrecística se debe aspirar a ganar espacio y material; pero todos los esfuerzos se dirigen, en el fondo, a la consecución del mate, a la idea de capturar la pieza enemiga más importante. y no importa lo altos que sean los sacrificios de material, espacio y tiempo necesarios para obtener dicho objetivo. por eso el ajedrez es tan útil, por eso resulta tan atrayente; porque evoca (a veces de manera inconsciente) la aspiración del hombre a un ideal, la alegría de sacrificarse por una idea. por eso, también, es capaz de despertar sensaciones estéticas; por eso aparece el concepto de lo bello en ajedrez, porque al espíritu intrínseco del juego corresponde en nosotros la aspiración al autosacrificio.
¿de qué otro juego se puede decir lo mismo? no, ningún edgar allan poe, con toda su genialidad, podría razonar de esta manaera respecto a otro juego. por eso resulta tan discutible su referencia al juego de naipes llamado whist; discutible porque el cerebro humano debe trabajar de forma totalmente distinta en el whist y en el ajedrez. éste es casi un juego de lucha de instantes, en el que el futuro llega tan pronto como se ha hecho un movimiento; ya no es necesario pensar en la fase que ha pasado. en el bridge, por el contrario -y sólo por nombrar el más moderno de los juegos de cartas- se debe, si se quiere llegar a ser un buen jugador, pensar no sólo en la suma de cada baza sino también en todas las cartas que se han jugado hasta el momento. así, el mencionado "análisis" es materialmente imposible, debido a la multiplicidad de imponderables. de modo que el ataque al ajedrez del escritor americano carece de fundamento; aunque este ataque haya contribuido a que lo recordemos.

3ra parte. 23 de marzo de 1941.

con la derrota del dr. euwe, que se había dejado enganchar por el cliché judío, el ajedrez de este origen perdió su última ocasión. tras la contraposición del concepto ajedrecístico judío, en el que prima la defensa, con el concepto ario, signado por la idea de ataque, el dr. alekhine se ocupa, en este tercer y último artículo, de las luchas entre arios y judíos por la supremacía mundial en el ajedrez, y concluye con el relato de su cruzada personal contra el ajedrez judío, que acabó con su predominio.


la eliminación del ajedrez judío.

el desarrollo del concepto ajedrecístico ario está relacionado inevitablemente con los grandes nombres y con el estilo vital de sus representantes. quiero mencionar aquí a diez maestros (sin contar a esos artistas antiguos que fueron philidor y la bourdonnais) que en los últimos cien años han obtenido grandes triunfos con el concepto ario de ajedrez: adolf anderssen, paul morphy, harry nelson pillsbury, mijail i. chigorin, frank marshall, josé raúl capablanca, effim bogoljubov, max euwe, paul keres y erich eliskases. no estaría demás añadir otros nombres, como maroczy, charousek o vidmar, por sólo citar unos pocos; pero sería ir demasiado lejos, ya que los diez arriba citados son suficientemente significativos para ilustrar nuestro tema.
la novela "ana karenina", de leon tolstoi, comienza con las siguientes palabras: "todas las familias felices se parecen unas a otras; cada familia desdichada lo es a su manera." esta frase podría ser aplicada perfectamente por un lado al aspecto deportivo y por el otro al artístico del destino de los diez ajedrecistas que hemos escogido. cuatro de ellos, de la antigua generación, padecieron mucho a lo largo de su vida; los otros seis, en cambio, tuvieron una existencia normal. el dramático destino de los cuatro primeros, representantes todos del concepto ajedrecístico ario, puede resumirse de la manera siguiente.

morphy, el hombre que nació demasiado pronto.

morphy nació, en efecto, demasiado pronto no para la comunidad ajedrecística, que le celebró como un genio, pero sí para sí mismo, como artista y como hombre. la prematura renuncia de morphy al ajedrez se debió sin duda a que, pese a no ser un jugador profesional, fue considerado como tal por sus coetáneos; también su progresiva demencia estuvo relacionada con un sentimiento de fracaso por haber dedicado su vida a "un juego". cierto es que morphy jugó partidas maravillosas y sentó una serie de principios básicos, como la lucha por el centro; pero su herencia literaria es mínima. quién sabe a qué inimaginables cimas hubiera podido llevar al ajedrez si no se hubiera "avergonzado" de él. qué distinto sería todo si hubiese vivido en nuestro tiempo, en el que el ajedrez profesional ha debido, por fuerza, ser aceptado por la comunidad mundial y en el que, por ejemplo, el funcionario de consulado capablanca no renunciaría jamás a obtener proyectos materiales de su talento ajedrecístico. morphy, de hecho, vino al mundo cincuenta años antes de lo que hubiera sido necesario.


anderssen, la víctima de un sacrificio.

si la tragedia del genial americano se encuentra en los terrenos humanos y artísticos, la crisis de anderssen (que le impidió durante muchos años ser el primer alemán campeón del mundo de ajedrez) fue de naturaleza estrictamente deportiva. tras haber demostrado una superioridad manifiesta en el torneo de londres de 1851, encontró al hombre de su destino en morphy, ante el que tuvo un ostensible complejo de inferioridad. el resultado de su match contra el americano -7 a 2 en favor de este- le produjo una verdadera conmoción, como demuestran sus cartas de este período. llegó tan lejos como para calificar sus dos únicas victorias como producto de la casualidad y como para calificar de invencible a su rival. esta afirmación no se ajusta a la realidad, como demuestra un análisis objetivo de las partidas; tal vez fuera entonces morphy el más fuerte de los dos, pero anderssen llegó a parís -donde se disputó el encuentro- totalmente fuera de forma y no ofreciendo resistencia alguna. nunca, ni antes ni después, se mostró tan indefenso.
hay algo que puede afirmarse con seguridad: después de la retirada de morphy de la actividad ajedrecística anderssen era, sin duda alguna, el mejor jugador del mundo. pero lo increíble se hizo cierto: en 1866, en londres (donde se jugó el match gracias a la extrema caballerosidad de anderssen, siempre dispuesto a conceder a su adversario el sitio que éste escogiera para jugar e incapaz de exigir como sede su propio país) perdió por dos puntos de diferencia ante el judío steinitz, mucho más joven que él y que fue inmediatamente proclamado por la comunidad judía e inglesa como campeón del mundo.
a anderssen no le afectó demasiado esta derrota casual, pues su ambición ajedrecística se había extinguido después de su combate contra morphy. jugó todavía algunos años y obtuvo un par de éxitos, pero la idea de ser campeón del mundo le sería totalmente ajena a partir de entonces. y así sucedió -y me atrevo a afirmarlo aunque cause sorpresa- que el más grande jugador combinativo del mundo permitió, gracias a una coincidencia histórica, la victoria de una muy repugnante idea que sería, durante medio siglo, un activo medio de propaganda judía.

chigorin la primera víctima ajedrecística de la plutocracia mundial.

mientras el primer campeón del mundo profesional, steinitz, nunca se dejó utilizar sino que, por el contrario, en su época de esplendor estaba dispuesto a utilizar en su provecho a toda la comunidad ajedrecística. chigorin, su competidor, fue avasallado sucesivamente tanto por la ya experimentada plutocracia americana como por la de europa occidental. fue un peón, y no un esclavo, pues siempre recibió de sus "dueños" lo suficiente como para poder vivir medianamente, con decencia; pero nunca lo suficiente como para sentirse realmente libre, libre en el desarrollo de su poder creativo, en la elección de sus adversarios ni en su trabajo de propaganda del ajedrez. steinitz, en cambio, tras su lucha contra el altamente dotado zuckertort (que estaba por entonces muy enfermo), se proclamó "campeón del mundo", y reivindicó el derecho a elegir personalmente a sus futuros adversarios en las luchas por la posesión de ese título; una nueva prueba del increíble descaro de los judíos.
la primera elección de steinitz recayó, precisamente en chigorin, en 1889, y esto por diversos motivos: el gran jugador ruso tenía una bien ganada fama de ser el más fogoso de los maestros de la época, pero padecía por entonces de fuertes depresiones. se conformaba con que su espíritu pudiera escapar de la agobiante atmósfera del san petersburgo de aquellos años, y si además era posible llegar a un buen acuerdo financiero, no puso objecciones en jugar contra steinitz en las condiciones más desfavorables. por otra parte, steinitz había estudiado concienzudamente el estilo ajedrecístico de chigorin y había llegado a la sorpresiva conclusión de que, en aquel momento, él era superior, si bien no en el terreno puramente ajedrecístico sino en el psicológico. de esta manera, el genial chigorin fue transportado por dos veces a la habana para suministrar la prueba de que los arios no eran capaces de quitar la hegemonía ajedrecística a los judíos; la segunda vez las cosas estuvieron a punto de salir al revés de los planes, porque steinitz ganó solamente 10 a 8 y estuvo completamente perdido en la partida decisiva; pero bien está lo que bien acaba, e israel venció otra vez.
es significativo el hecho de que unos años después, en hastings 1895, chigorin jugó contra steinitz mucho mejor que en el campeonato mundial; pero el tiempo de soñar con el campeonato del mundo ya había pasado. el título había cambiado de manos y estaba en poder de lasker, mucho más joven y fuerte. sin embargo, los últimos años de chigorin no fueron dramáticos, aunque sí muy tristes. cada vez tenía menos ganas de vivir, menos ambición. pocas semanas antes de su muerte quemó su tablero preferido, no tanto como protesta contra el ajedrez en sí mismo sino contra aquellos que le habían impedido desarrollar totalmente su talento.

pillsbury, el hombre que nació demasiado tarde.

el maestro de boston, pillsbury, fue, después de morphy, el mayor talento ajedrecístico de los estados unidos. la vida de ambos fue esencialmente distinta; mientras morphy dejaba que su vida se apagara lenta y calladamente, sin amigos, pillsbury se quemaba a sí mismo entre vino y mujeres. su lema era: "grandes cigarros y no inocentes cánticos". todo esto compartido con simultáneas a ciegas, partidas de whist y damas, también a ciegas. ya que yo mismo estoy en condiciones de jugar un número récord de partidas a la ciega, deben creerme los lectores cunado dogo que los reiterados experimentos de pillsbury eran realmente inhumanos. no puede causar asombro por lo tanto que pillsbury, a pesar de su brillante victoria en hastings, a pesar de su sensacional irrupción en el campo de las competiciones y a pesar de haber sido el único jugador de su tiempo en alcanzar excelentes resultados individuales contra el campeón del mundo lasker, nunca haya sido considerado como un verdadero aspirante al título mundial. ¡cómo habría cambiado todo si pillsbury hubiera pisado la arena ajedrecística unos cinco o seis años antes! en ese caso, con toda seguridad se hubiera producido un enfrentamiento entre él y steinitz, entonces residente en américa, y el más joven de ambos, pillsbury, hubiera tenido las mejores perspectivas. su eventual victoria nos hubiese ahorrado un cuarto de siglo de ajedrez judío. pero pillsbury murió a los 34 años, en 1906, víctima de una dolorosa enfermedad; pudo llevarse a la tumba, como único consuelo, la conciencia de que su carrera ajedrecística había significado una excelente propaganda en favor del ajedrez en los estados unidos. su sucesor, frank marshall, que mantuvo el título de campeón de los estados unidos durante más de 25 años, abrió la lista de los tranquilos creadores, a costa o no de los modernos maestros con conceptos innovadores. agresivo en su juego, buen luchador, alcanzó muchos éxitos y fue muy popular entre sus conciudadanos. el entonces campeón del mundo lasker aprovechó un período de baja forma de marshall para disputar un match con él con el título en juego; fue otra victoria de un campeón mundial judío, aunque esta vez la última. lo que marshall no consiguió lo lograría capablanca años más tarde. en 1921 capablanca logró liberar al mundo ajedrecístico del fantasma judío, y en eso radica sin duda su gran mérito histórico. por desgracia, capablanca utilizó su título en beneficio propio, impulsado por sus amigos más íntimos; a pesar de ello, la huella de su personalidad ajedrecística ha sido muy profunda. el hecho de que cuba haya lanzado un sello dedicado a él con motivo de su 50 aniversario (1938) es la mejor prueba de su popularidad.
las características personales de los otros maestros significativos de nuestro siglo (bogoljubov, euwe, eliskases, keres) son, en general, la misma de mashall y capablanca, y no son difíciles de resumir:
1. aspiración a una vida tranquila y ordenada.
2. realización de una intensa propaganda del ajedrez en sus respectivos países u otros elegidos.
así, por ejemplo, el ajedrez alemán actual no hubiese podido alcanzar las elevadas cotas de que goza actualmente si primero bogoljubov y luego eliskases no hubieran desarrollado un trabajo incansable. de igual manera, el florecimiento del ajedrez holandés no es concebible sin la aportación de euwe, y tampoco se hablaría de estonia en el mundo ajedrecístico si no hubiera nacido allí paul keres.

alekhine y la oposición al ajedrez judío.

no es ningún placer escribir sobre uno mismo, pero mi actividad ajedrecística en el último cuarto de siglo se encuentra estrechamente relacionada con el tema de esta serie de artículos; de manera que me es imposible evitar el recuerdo de algunos hechos que muestran mi oposición a la influencia judía en el ajedrez durante años. mi conocimiento cercano del judaísmo se produjo a raíz de mi llegada desde rusia a berlín, en mayo de 1921; allí, el sórdido vendedor de cigarrillos kagan se había transformado en editor y mecenas del ajedrez; los brillantes negocios que había hecho durante la primera guerra mundial le otorgaban esa posibilidad. en la época en que yo llegué a berlín organizaba torneos cuyos participantes eran, en un 90 por ciento, judíos. su predilecto era, en ese entonces, rubinstein; por influencia de kagan, rubinstein desafió al campeón del mundo, capablanca, que inmediatamente se mostró dispuesto a aceptar el reto.
como yo, tras muchos años de aislamiento en rusia, desconocía la situación general del ajedrez y la fuerza ajedrecística de capablanca en ese momento distaba de ser tan alta como para que pudiera despreocuparme, tomé la decisión de hacer todo lo que deportivamente estuviera a mi alcance para impedir el match de éste contra rubinstein, sobre cuyo resultado tenía mis dudas. para lograr este propósito necesitaba demostrar mi propia superioridad frente a rubinstein; por consiguiente, todas mis más importantes victorias de la época (la haya 1921, londres y hastings 1922, karlsbad 1923 y baden baden 1925) estuvieran inspiradas en una idea anti rubinstein, y así conseguí de manera relativamente rápida lo que me había propuesto.
a pesar de la buena disposición de capablanca para enfrentarse a rubinstein, después del torneo de karlsbad de 1923 rubinstein no volvió a ser considerado por los entendidos como un posible rival del campeón del mundo, y no fue invitado al torneo de nueva york de 1924. así terminó el caso rubinstein, pero poco después surgió un nuevo peligro en la persona de otro judío del este: aarón nimzovitsch.

a. nimzovitsch, candidato a campeón del mundo.

cuando hablo de peligro, en este caso, no debe inferirse que yo haya pensado que el judío de riga podía tener alguna oportunidad de derrotar a capablanca; pero incluso una "honrosa derrota" hubiera podido ser utilizada por el inteligente nimzovitsch como propaganda del ajedrez judío. por eso debía yo apartar a nimzovitsch de sus planes de jugar por el título mundial, del mismo modo que antes lo había hecho con rubinstein. señales de este pensamiento "anti-nimzovitsch" fueron mis actuaciones en los importantes torneos de semmering 1926, new york 1927 y kecskemét 1927; en todos ellos superé a nimzovitsch, lo que le obligó a retirar su desafío a capablanca. sin embargo, todavía quedan restos de aquella aspiración; las tarjetas de visita que nimzovitsch mandó a hacer por entonces y que pueden formar parte de una colección de curiosidades. en ellas se leía: "arnold nimzovitsch (¡esto suena mejor que aarón incluso para los judíos!), candidato a campeón del mundo de ajedrez". después de que yo lograra el título de campeón del mundo no volvió nimzovitsch a intentar declararse aspirante.
mi tercer y último esfuerzo, hasta ahora, contra la hegemonía ajedrecística judía llegó mucho más tarde y en circunstancias totalmente inesperadas. durante mis luchas contra bogoljubov, de carácter estrictamente deportivo y en los que no jugaba papel alguno el tema del poder en el concierto ajedrecístico, no se habló del problema judío. en ambos casos la suerte me favoreció, pero si no hubiese sido así no me lo hubiese tomado trágicamente; el título, al menos, hubiese pasado a manos seguras.

el dr. euwe, un juguete de los judíos.

hasta mi primera lucha con el dr. euwe, en 1935, la cuestión judía permanecía sorprendentemente silenciosa. ¡cómo podía yo imaginar que el tranquilo ajedrecista y deportista ario euwe se dejase utilizar como juguete por la camarilla judía! pero lo impensable se hizo cierto; el match fue organizado por un comité compuesto exclusivamente por judíos. se me persuadió de que aceptase la colaboración del maestro judío-holandés samuel landau (nota de redacción: el nombre de landau era salomón, abreviado salo) que en el momento decisivo me dejó en la estacada "por razones personales".
como árbitro de la lucha fue elegido el secretario privado de euwe, el maestro vienés hans kmoch, que se había casado con una judía; se puede imaginar qué clase de "imparcialidad" se podía esperar de él. a pesar de todo, perdí esta desafortunada lucha por la mínima diferencia de un punto. puedo afirmar, con tranquilidad de conciencia, que si hubiera podido conocer con tiempo el especial espíritu con que se desarrolló el encuentro, euwe no hubiera podido nunca decir que el título era suyo, aún por un breve período.
también en el match de revancha contra euwe, en 1937, se volvió a movilizar la camarilla judía del ajedrez. la mayoría de los maestros judíos de renombre asistieron al combate como periodistas, entrenadores y ayudantes de euwe. al inicio de este encuentro tenía claro que no podía cometer más errores; yo no luchaba contra el holandés euwe, sino contra un hombre dominado (espero que sólo transitoriamente) por los judíos y utilizado por ellos para sus propios fines.
¿qué sucederá a partir de ahora con el campeonato del mundo? naturalmente es difícil asegurar cualquier hipótesis, en un tiempo tan rico en sorpresas como el nuestro, siempre en continuo cambio. posiblemente, a modo de ejemplo, quizá le sea posible a capablanca quitarme el título; una gran categoría ajedrecística permanecerá siempre en él. esto no sería de provecho para el ajedrez, ya que no estaría en condiciones de defender el título con éxito durante mucho tiempo contra los jóvenes. por el contrario, sería mejor para toda la comunidad si eliskases o keres tuvieran el título en su poder. y si alguno de ellos se mostrase realmente como el mejor del mundo, yo lo aceptaría sin envidias.
¿quién es el mejor de los dos? keres tiene un estilo "morphyniano", sumamente atractivo, pero el ajedrez de eliskases es mucho más completo y más acorde al de un poseedor del título mundial. ¿es tal vez una simple casualidad que eliskases haya derrotado al maestro estoniano tanto en semmering 1937 como en buenos aires 1939?

dr. alekhine, campeón del mundo.

8 comentarios:

  1. Wow!! Que historia Draco, crees que el futbol es algo parecido?¿ Por cierto brindemos por el partidazo de ayer =)

    Un beso guapo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, brindemos por el título y por el gran triunfo obtenido. he leído hoy día en el diario a un analista futbolístico que desde ya considera a la selección española como la mejor opción para llevarse la copa del mundo en brasil 2014.
      un beso.

      Eliminar
  2. impresionante documento, ¡qué exhibición de odio y prejuicios! y me apuesto lo que sea a que el tipo estaba convencido de decir grandes verdades al mundo, como una especie de revelación. Nunca dejará de asombrarme el poder de la política para lavar el cerebro y hacer el mal, y la credulidad de la mayoría de la gente, en especial de quienes tienen un carácter extremista, que cuando hacen suya una ideología la defienden hasta el final, con independencia de la forma en que esa ideología se desarrolle en la vida real.

    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y todo se usaba para tal fin, como los deportes, para llegar a la mayor cantidad de gente.
      besos.

      Eliminar
  3. WOW! Me pegué desde el primer párrafo!!!!!!!!!!!!!!!!
    De verdad que tus descripciones en los post's de Ajedrez me dan ganas de aprender a jugarlo!!!

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en el ajedrez pasa que muchas veces lo más interesante ocurre en las muchas posibilidades que imaginamos en nuestra mente, que lo que grafica cada nueva posición en el tablero de juego.
      es por eso que mucha gente se queda extasiada analizando hasta agotar todas las posibilidades hasta hallar la línea correcta que nos lleve a la victoria.
      un beso.

      Eliminar
  4. Parece interesante, pero cuando he leído que Tahl era uno mas de los grises campeones soviéticos he tenido que parar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. después de la segunda guerra mundial el objetivo -más que nada personal- de botvinnik fue que él debía enfrentarse a alekhine y vencerlo para que el título de campeón mundial pase a la urss porque sino -pensaba él- iría a occidente y se perdería para siempre.

      cuando esto se logró en 1948 con la victoria de botvinnik frente a otros cuatro participantes, el título de "campeón del mundo" sólo se jugaba entre soviéticos y pasó de botvinnik a smislov, de smislov a botvinnik, de botvinnik a tal y de tal otra vez a botvinnik quien lo perdería definitivamente frente a petrosian y luego este se lo cedería a spasski quien luego fue vencido a su vez por el estadounidense robert j. fischer rompiendo de esta manera la hegemonía mafiosa de los soviéticos.

      fue el mismo fischer quien denunció que en los torneos internacionales los soviéticos no sólo empataban entre sí para luego jugar como un verdadero equipo contra cada uno de los restantes competidores no soviéticos, sino también que las posiciones aplazadas eran estudiadas por más de un cerebro soviético contra cualquier competidor tanto europeo como estadounidense obteniendo de esta manera una considerable ventaja.

      esta fue también parte de la verdadera "escuela soviética" de la que los grandes maestros soviéticos se ufanaban.

      mucho hay que profundizar sobre la forma en la que los soviéticos ganaban sus juegos en esas décadas oscuras comprendidas entre 1948 y 1975.

      no todo son bonitas combinaciones para lograr la victoria sino la manera en que estas victorias han sido obtenidas.

      lo otro es que el reinado de mijail tahl duró menos de un año y no pudo hacer nada relevante en ese período tan corto.

      saludos.



      Eliminar

Y tú ¿qué opinas?